Brasil quiere mediar con las FARC para liberar a periodista francés | América Latina | DW | 03.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil quiere mediar con las FARC para liberar a periodista francés

Numerosas organizaciones piden que Romeo Langlois recupere la libertad. La guerrilla colombiana que retiene al francés dice que éste es "prisionero de guerra".

El ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, dijo hoy en Bogotá que su país está dispuesto a colaborar en la eventual liberación del periodista francés Romeo Langlois, quien estaría secuestrado por la guerrilla de las FARC, aunque el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo no tener evidencia de ello.

"Habría que saber si está secuestrado o no, y Brasil, como en otras ocasiones, si el gobierno colombiano lo pidiera, estaría dispuesto a participar en una operación humanitaria como en las anteriores", dijo Amorim al margen de un encuentro que sostuvo con su homólogo colombiano, Juan Carlos Pinzón.

Brasil prestó ayuda logística en los últimos meses para la liberación de políticos, militares y policías que estuvieron como rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Amorim comentó que es "un poco prematuro" hablar del tema, pues lo primero que hay que establecer es si Langlois efectivamente está en manos de las FARC.

Langlois desapareció el sábado pasado cuando una columna de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) emboscó a una patrulla de 23 militares y cuatro policías dedicada a operaciones contra el narcotráfico.

El periodista francés, quien realizaba un reportaje sobre la lucha antidrogas en el país, tenía autorización para acompañar a los uniformados y su rastro se perdió cuando se produjo el ataque guerrillero en un sector selvático del departamento de Caquetá (sur).

En el hecho murieron tres militares y un policía, integrantes de la unidad antinarcóticos que tenía como objetivo la destrucción de varios laboratorios artesanales de procesamiento de cocaína.

Según indicó uno de los soldados presentes en el enfrentamiento, tras ser herido en su brazo izquierdo el periodista se quitó el casco y el chaleco que las Fuerzas Militares le habían entregado para su protección y se presentó ante los guerrilleros como civil.

El jefe de aviación del Ejército, general Javier Rey, reiteró hoy que las operaciones militares en el lugar "siguen intactas" y que una eventual operación de rescate sólo se realizará si el Gobierno de Francia lo solicita.

Rey dijo en diálogo con Caracol Radio que las operaciones en la zona continúan "pero no en contra del frente 15", que es el que podría tener en su poder al comunicador.

Una mujer que se identificó como integrante de esa columna de las FARC se comunicó este martes por teléfono con un grupo de periodistas en Caquetá y dijo que "el periodista francés, uniformado de militar y capturado en pleno combate" está en manos de las FARC y es un "prisionero de guerra".

Sin embargo, el jefe de la subdelegación del CICR en Caquetá, Daniel Muñoz, dijo que ese organismo no puede confirmar la veracidad de la información debido a que habitualmente las FARC divulgan comunicados por Internet y no mediante llamadas telefónicas.

De su parte, ANNCOL, la página web en donde se publican la mayoría de comunicados emitidos por el grupo guerrillero, puso en duda la veracidad de la llamada.

"Para desviar la atención de un final que tal vez ellos ya conocen, publicaron un comunicado guerrillero, supuestamente leído por una desconocida guerrillera, dejando atrás algo clásico en cuanto a la guerrilla de las FARC, que siempre ha presentado comunicados escritos", indicó la agencia.

Entretanto, la oficina en Colombia de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se pronunció ante el hecho y pidió a las FARC liberar "inmediatamente y sin condiciones" al periodista, si se llega a confirmar que lo tienen en su poder.

Al llamado se sumó la Unión Sudamericana de Corresponsales con sede en Santiago de Chile que exigió al Gobierno de Colombia "adoptar todas las medidas necesarias para garantizar su seguridad".

Pinzón, el vicepresidente Angelino Garzón y el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, han rechazado el señalamiento de la guerrilla de considerar al periodista como "prisionero de guerra".

De la misma forma lo hicieron el CICR y la ONU al recordar que Langlois no es miembro de ningún grupo armado y que es una persona a "la que hay que respetarle todos sus derechos humanos".

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda