Brasil: ocho bomberos procesados por incendio en discoteca Kiss | América Latina | DW | 12.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: ocho bomberos procesados por incendio en discoteca Kiss

Ocho bomberos relacionados con el incendio ocurrido en enero pasado en la discoteca Kiss de la ciudad de Santa Maria, en el sur de Brasil, fueron procesados por su responsabilidad en la tragedia, que dejó 242 muertos.

El procesamiento se produce después de que los investigadores concluyeran que seis bomberos -un capitán, dos sargentos y tres soldados- no inspeccionaron correctamente el local nocturno ni exigieron a los dueños tomar los recaudos necesarios para evitar siniestros, y que otros dos efectivos -un sargento y un teniente coronel- ocultaron la participación del primero en la gestión de la empresa que realizó los planos contra incendios del local.

Los investigadores de la Policía Militarizada, responsables por el informe, concluyeron asimismo que los bomberos no cometieron fallas durante su actuación en el combate a las llamas y el rescate de las víctimas de la tragedia, ocurrida el pasado 27 de enero. Siete de los bomberos procesados continúan trabajando en la corporación, pero pueden ser cesados durante el proceso. El teniente coronel fue separado del cargo poco después de ocurrida la tragedia.

El informe será analizado por el comandante de la Brigada Militar de Santa Maria, coronel Fábio Duarte Fernandes, quien tiene dos semanas a partir de este miércoles 12 de junio para emitir su parecer -que puede ser de conformidad total, parcial o de disconformidad- y enviar el informe a la Justicia Militar de Rio Grande do Sul.

La divulgación del informe fue acompañada por integrantes de la Asociación de Familiares de Víctimas y Sobrevivientes de la Tragedia de Santa Maria (AVTSM), invitados a participar del evento por la Brigada Militar.

El incendio ocurrió después de que un integrante del grupo musical que animaba la fiesta estudiantil, Gurizada Fandagueira, lanzara una bengala cuyas chispas alcanzaron el revestimiento del techo del local, hecho de material altamente tóxico e inflamable. Las llamas se expandieron rápidamente por el recinto, provocando la muerte de más de 200 personas y dejando más de un centenar de heridos graves.

Tras la tragedia, cuatro personas fueron procesadas y enviadas a prisión: los dos dueños de la discoteca y dos integrantes del grupo musical. Sin embargo, los cuatro fueron liberados la semana pasada por la Justicia, para que puedan aguardar el proceso en libertad. Las primeras audiencias del proceso están previstas para finales de junio.

rml (dpa, diarios)

DW recomienda