Bombardeo ruso deja ocho muertos en el norte de Siria | El Mundo | DW | 24.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Bombardeo ruso deja ocho muertos en el norte de Siria

Entre las víctimas hay cinco niños, luego de que la Fuerza Aérea de Rusia atacara una escuela que acoge a refugiados, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Imagen de archivo.

Imagen de archivo.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó este martes (24.12.2019) que al menos ocho civiles, entre ellos cinco niños, murieron esta jornada luego de que la Fuerza Aérea de Rusia bombardeara una escuela que alberga a personas desplazadas por los combates en el norte de Siria. Los bombardeos afectaron a la localidad de Jubass, cerca de la ciudad de Saraqeb, en la provincia de Idlid, afectando a personas que estaban tanto dentro como en los alrededores del recinto.

Desde el pasado jueves, las fuerzas del gobierno de Bashar al Assad, respaldadas por aviones rusos, han tomado el control de docenas de pueblos y localidades en esa región del país, en el marco de una ofensiva que busca recuperar la provincia, que se encuentra en manos de rebeldes de distintos grupos, aunque el mayoritario es uno que estuvo vinculado a Al Qaeda.

Las fuerzas sirias están a menos de cuatro kilómetros de la ciudad de Maaret al Numan, de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG que tiene sus oficinas centrales en Londres, pero que cuenta con una enorme red de informantes sobre el terreno. El objetivo aparente de las fuerzas de Al Assad es controlar la ciudad, que está en medio de la carretera Internacional Alepo-Damasco, cerrada por los rebeldes desde 2012.

Preocupación en la ONU

En tanto, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó su alarma por los combates que se desarrollan en la región y llamó a cesar inmediatamente las hostilidades. Su portavoz, Stephane Dujarric, dijo que una breve tregua de seis horas negociada por la ONU permitió que 2.500 personas pudieran abandonar la zona de los enfrentamientos de manera segura.

"La ONU exige a todas las partes asegurar la protección de los civiles, y permitir el acceso libre e inmediato a las organizaciones de ayuda humanitaria que podrán entregar asistencia vital a todos los necesitados”, dijo Dujarric. Naciones Unidas ha advertido que la ofensiva militar puede desatar una catástrofe humanitaria en una región donde viven tres millones de personas, muchas de las cuales son refugiados que ya huyeron de otras provincias sirias donde hubo enfrentamientos en el pasado.

DZC (AFP, AP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad