Bienvenidos a Alemania (algunos) | Alemania | DW | 26.05.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Bienvenidos a Alemania (algunos)

Alemania contará con una nueva ley de inmigración. Un acuerdo entre el gobierno y la oposición desbloqueó el proyecto, que pretende facilitar la entrada de extranjeros, según los requerimientos económicos del país.

Berlín y sus inmigrantes.

Berlín y sus inmigrantes.

Casi tres años se prolongó en Alemania la disputa en torno a la nueva ley de inmigración. Pero pronto el país contará con una legislación moderna al respecto. El canciller Gerhard Schröder se muestra seguro de ello, tras haber alcanzado un "acuerdo político" con los jefes de la Unión Cristiano-Demócrata y Cristiano-Social.

Los puntos medulares

Un acuerdo de esta naturaleza siempre implica hacer concesiones al adversario y, en consecuencia, la nueva ley de seguro no dejará plenamente contentos a todos. Pero en la esfera política germana prevalece la satisfacción, aunque algunos muestren cierto escepticismo, como el subsecretario general de Amnistía Internacional, Wolgang Grenz. Todo dependerá, a su juicio, de la formulación definitiva de la nueva ley.

En lo medular, el concepto clave de la nueva normativa que regulará la inmigración a Alemania es "flexibilidad en concordancia con las necesidades del mercado laboral". En consecuencia, no se eliminan las trabas generales para los extranjeros que quieran trabajar en este país, pero se les facilitará el acceso a aquellos que esté bien cualificados. Con ello se satisfacen los deseos del empresariado y se disipa el temor de los más de cuatro millones de desempleados alemanes a una avalancha de trabajadores inmigrantes.

Buena nueva para los estudiantes

También se espera reducir la burocracia: los permisos de residencia y trabajo serán otorgados conjuntamente. A profesionales como ingenieros o especialistas en informática ha de dárseles, desde un comienzo, la posibilidad de radicarse en el país. Por otra parte se facilitará el inicio de una carrera laboral a quienes hayan estudiado en Alemania. Además se dará oportunidad de establecerse a los trabajadores independientes, si generan puestos de trabajo en Alemania.

Con el fin de fomentar la integración, se prevé ofrecer cursos gratuitos a los inmigrantes, para que conozcan el idioma, la cultura y las leyes germanas. Quien no asista, tendrá que contar con sanciones.

Restricciones de seguridad

En lo tocante al derecho de asilo humanitario, en lo sucesivo se pretende mejorar el resguardo de quienes sean víctimas de persecución debido a su sexo, aunque no tenga ésta un carácter estatal.

La limitada "apertura" de Alemania tiene, como contrapartida, una serie de restricciones. Por ejemplo, si alguien quiere radicarse en este país, se pedirá un informe a los organismos de seguridad interior. Al mismo tiempo ha de facilitarse la expulsión de extranjeros sospechosos de terrorismo, sobre la base de un análisis del peligro potencial que representen. Si los afectados corren peligro de ser sometidos a torturas en su país de origen, no se los deportará, pero se restringirá su libertad de movimiento en Alemania. No habrá en cambio una "prisión preventiva", a la que Los Verdes se habían opuesto decididamente.

DW recomienda

Publicidad