Berlín afronta el pasado colonialista alemán | Política | DW | 22.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Berlín afronta el pasado colonialista alemán

Las calles que aún honran a personas que lideraron la expansión imperial de Alemania, recibirán otro nombre. Algunos ciudadanos de la capital y la extrema derecha se oponen a estos cambios.

La relación de Berlín con su historia colonial está siendo reconsiderada, a pesar de la oposición de los políticos de extrema derecha y algunos ciudadanos descontentos con los planes de cambiar los nombres de sus calles.

La capital alemana pone ahora en marcha un nuevo proyecto, de cinco años de duración, llamado "Recuerdo Postcolonial en la Ciudad" para redefinir su pasado poscolonial. Coorganizado por el Museo de la Ciudad de Berlín y tres ONG, incluirá eventos y exposiciones en toda la capital, un festival anual y un mapa en línea.

Una de las ONG involucradas en el proyecto es la "Initiative Schwarze Menschen in Deutschland" o Iniciativa de los Negros en Alemania (ISD), que considera que el tema es más relevante que nunca. "Ahora se está viendo la migración en relación con la historia poscolonial", explica el portavoz de ISD, Tahir Della, a DW. "Los países de la antigua colonia nunca se independizaron realmente. Todavía existen relaciones de dependencia entre el norte global y el sur global, que tienen su origen en la colonización y que han tenido consecuencias como la migración".

Tahir Della, de la Iniciativa de Personas Negras en Alemania.

Tahir Della, de la Iniciativa de Personas Negras en Alemania.

Reemplazando a los líderes coloniales

El cambio de nombre de tres calles en Wedding (Petersallee, Nachtigalplatz y Lüderitzstrasse) ha supuesto un problema importante para el ISD y otras organizaciones en los últimos años. Las autoridades locales tomaron la decisión de buscar nuevos nombres en 2016. Esta medida ha originado controversias: unos 500 residentes locales presentaron quejas contra dichos cambios, retrasando así el proceso.

Los tres lugares que ahora se renombran están en el llamado barrio africano de Wedding, donde 25 calles y plazas guardan relación con África: algunas simplemente llevan nombres de países y ciudades, mientras que otras, incluidas las tres anteriores, llevan nombres de funcionarios coloniales alemanes en África Oriental en las décadas de 1880 y 1890, a menudo usando la fuerza militar.

El más controvertido de los tres fue Carl Peters, quien fue por primera vez a África Oriental en la década de 1880 cuando fundó la Compañía Alemana de África Oriental y compró parcelas de tierra en lo que ahora es Tanzania, Ruanda y Burundi. Lo hizo principalmente firmando los llamados "contratos de protección". Allí se protegía militarmente a los locales de las tribus vecinas, a cambio del control total de sus territorios.

Más tarde, Peters fue nombrado alto comisionado imperial de África Oriental y se ganó el apodo swahili "mkono wa damu" o "el hombre de la mano ensangrentada" por su brutal reputación.

En abril de 2018, las autoridades de Wedding decidieron honrar a tres activistas poscoloniales africanos con nuevos nombres de las calles. Petersallee se dividirá en Anna-Mungunda-Allee y Maji-Maji-Allee, llamada así por una activista que luchó por la independencia de Namibia y la rebelión antiimperialista que comenzó en África Oriental en 1905.

Lüderitzstrasse se convertirá en Cornelius-Fredericks-Strasse, por un líder tribal del suroeste de África, y Nachtigalplatz se convertirá en Manga-Bell-Platz, llamada así por un líder anticolonialista camerunés.

Pintura sobre la rebelión ebelión Maji Maji, donde los pueblos de Tanzania se sublevaron contra el gobierno colonialista alemán (1905-1907).

La avenida Petersallee tendrá otro nombre, que hará referencia a la rebelión Maji Maji, donde los pueblos de Tanzania se sublevaron contra el gobierno colonialista alemán (1905-1907).

Resistencia de la extrema derecha

Sin embargo, la extrema derecha alemana ha mostrado resistencia a dichos cambios. En diciembre de 2019, dos legisladores de la Alternativa para Alemania (AfD) invitaron al historiador estadounidense Bruce Gilley a Berlín para dar una conferencia sobre el colonialismo alemán. Gilley, autor del controvertido artículo de 2017 "The case for colonialism", argumentó que el Reich alemán fue más benevolente que muchos otros y trajo una mayor seguridad y estabilidad económica a África Oriental.

"Esto muestra que la política de ultraderecha está tratando de minimizar este problema", asegura Della. "Cuando la gente dice que necesitamos observar el colonialismo desde una perspectiva más amplia, al final siempre significa que los crímenes que ocurrieron en relación con el imperialismo se minimizan y se relativizan. Significa que estos crímenes contra la humanidad tuvieron aspectos positivos".

La historia imperialista alemana también se ha pasado, en parte, por alto, porque el tamaño de su imperio fue relativamente pequeño, en comparación con los imperios de otras potencias europeas, como Gran Bretaña, Francia, los Países Bajos y España.

Esto, según Della, no es motivo para subestimar los crímenes de Alemania. "Solo tenemos que ver quién cometió el primer genocidio del siglo XX: fue Alemania en Namibia, y hasta ahora Alemania no ha asumido la responsabilidad", explica.

(rmr/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda