Beatificado el cardenal alemán von Galen, opositor de Hitler | Política | DW | 09.10.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Beatificado el cardenal alemán von Galen, opositor de Hitler

El cardenal alemán Clemens August von Galen (1878-1946), quien durante la dictadura nazi denunció públicamente los programas de eutanasia de Hitler, fue beatificado hoy en la basílica de San Pedro, en Roma.

default

Un tapiz con la imagen de von Galen, en la ceremonia de beatificación.


La misa de elevación a los altares del que fuera obispo de Münster durante el nazismo fue celebrada por el cardenal portugués José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, quien consideró que la figura de Von Galen "es un testimonio vivo de la fidelidad y la fuerza de Dios, quien obra una y otra vez milagros en su pueblo".

"Von Galen denunció la ideología neopagana del nazismo, defendiendo la libertad de la Iglesia, los derechos humanos gravemente violados, protegiendo a los judíos y a las personas más débiles que el régimen consideraba que debían eliminarse", dijo el alemán Joseph Ratzinger.

Von Galen, nacido en una familia noble como undécimo de 13 hermanos y obispo de Münster desde 1933, contribuyó a que se difundiera en su diócesis la encíclica "Mit brennender Sorge" ("Con ardiente preocupación"), en la que Pío XI arremetió contra la ideología nazi, además de otros escritos críticos contra el régimen.

Aliados difunden sus octavillas

En 1941, las fuerzas aliadas difundieron en octavillas y cuadernos tres de sus homilías, en las que criticó las actuaciones de la Gestapo contra instituciones católicas y conventos, así como la llamada "acción T4", iniciada por los nazis a finales de los años 30 para eliminar en secreto a disminuidos psíquicos.

En el marco de dicha acción, cuyo nombre en clave proviene de la Tiergartenstrasse 4, la dirección desde la que fue dirigida, los funcionarios del régimen, en cooperación con los médicos, mataron hasta finales de 1941 a más de 70.000 personas, principalmente a través de inyecciones letales o gases venenosos, y luego incineraron sus cuerpos.

La operación sin embargo acabó siendo suspendida ante la imposibilidad de mantenerla en secreto y ante las protestas públicas, lideradas por Von Galen, quien llegó a presentar a título personal denuncias por asesinato tras la muerte de minusválidos.

Denuncia de la eutanasia

"Desde hace meses escuchamos informaciones de que de los hospitales y centros para disminuidos psíquicos son trasladados forzosamente pacientes que están enfermos desde hace tiempo y que tal vez parecen incurables. De manera regular reciben los familiares poco después una notificación de que el enfermo murió, se incineró el cadáver y las cenizas pueden ser entregadas", narró Von Galen en una de sus homilías.

Según documentos publicados después del fin de la guerra, los nazis decidieron que no debería ser ejecutado hasta "después de la victoria final", para evitar que se convirtiera en un mártir de la resistencia. Otros religiosos críticos de la dictadura corrieron otra suerte.

Entre ellos se encontró el sacerdote Bernhard Lichtenberg (1875-1943), quien en sus homilías había secundado las ideas de Von Galen. Lichtenberg, preboste de la catedral de Berlín, fue arrestado en 1941 y condenado a prisión, donde murió dos años después. Juan Pablo II lo beatificó en 1996. Al contrario de su predecesor Juan Pablo II, el papa Benedicto XVI decidió delegar en cardenales las beatificaciones y celebrar sólo canonizaciones. Sin embargo, tras la ceremonia participó en una audiencia con los fieles en la que resaltó la oposición al nazismo del llamado "León de Münster", apodado así por la valentía de sus homilías contra el régimen nazi.

DW recomienda

Publicidad