BCE: ¿frenará Draghi la compra de bonos estatales? | Europa | DW | 25.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

BCE: ¿frenará Draghi la compra de bonos estatales?

Todo parece indicar que el Banco Central Europeo (BCE) empezará a abandonar el vasto programa de compra de bonos estatales, y que no tiene una alternativa plausible.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE)

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE)

Desde marzo de 2015, el BCE ha estado comprando bonos de varios Estados miembro de la zona euro y otros bonos por 60 mil millones de euros, al mes. El objetivo ha sido combatir la inflación y promover el crecimiento en la eurozona.

Expertos en Alemania han criticado esta estrategia como "un financiamiento estatal oculto” y demandaron a Dragui ante el Tribunal Constitucional Federal. Pero tanto Karlsruhe como el Tribunal Europeo de Justicia se pronunciaron a favor del BCE, con la condición de que las autoridades monetarias cumplan con la obligación de respetar los límites. Esto significa que el BCE no puede comprar más de un tercio de los bonos de un país, para no convertirse en su principal acreedor.

Lea también: 

BCE decidirá sobre ajustes de política monetaria en octubre

Yellen y Draghi alertan sobre los peligros del proteccionismo

Este sería exactamente el caso, si el BCE siguiera comprando bonos federales hasta el verano de 2018, como lo ha hecho hasta ahora. "Por lo tanto, se espera que el BCE no discuta si reduce las compras de bonos, si no en qué medida lo hará", escribe en un análisis Jörg Krämer,  economista en jefe del Commerzbank.

Dos factores: solidez y no recesión

"Creemos que el BCE reducirá sus compras de bonos de 60 a 20 mil millones de euros”, dice a DW Uwe Burkert, economista en jefe del banco LBBW. " Burkert se basa en dos factores: "La situación política es bastante estable, y el desarrollo económico en la zona del euro es sólido, por lo que el BCE no tiene a ningún país en riesgo de recesión".

"Si el BCE lanza la señal al mercado de que la eurozona goza de una situación tan sólida que es hora de acabar con la compra de bonos estatales, el mercado puede asumir de nuevo ese papel con mayor confianza y comprar bonos emitidos por Italia, Portugal y España", concluye Burkert .

De hecho, estos  tres países se encuentran en la senda del crecimiento estable. Grecia también salió de la recesión y espera el primer aumento real de su producción económica en casi diez años.

Exitosa, pero no superada

Se puede decir que la muy flexible política monetaria del Banco Central Europeo ha surtido su efecto, finalmente. Por lo tanto, se logró uno de los dos objetivos principales del programa de compra de bonos.  A pesar de que la tasa de inflación sigue estando por debajo de poco menos del 2% del tope del BCE, "un 1,5%  no está tan lejos que justifique seguir con la vasta compra de bonos”,  dice, por su lado, Jens Kramer de Nord LB.

Pero antes, Mario Draghi debe lograr el malabarismo de apretar las riendas de la política monetaria y, al mismo tiempo, asegurarse de que el curso del euro no se dispare. Para lograrlo, cree Burkert, "Dragui debe decir que, en caso de que fuere necesario, estaría dispuesto a volver a aplicar el extenso programa de compra de bonos, en cualquier momento".

Y esta no es una retórica apaciguadora, porque, según un estudio del Commerzbank, el sobreendeudamiento de los estados, las empresas y los hogares, el principal problema en la zona euro, no solo no se ha resuelto, sino que, en parte, se ha agravado.

Así que la crisis podría regresar en cualquier momento. Por esta razón, el BCE tiene que pisar el freno suavemente, para volver a acelerar, si es necesario.

Danhong Zhang (JOV/CP)

DW recomienda

Publicidad