Augsburgo y el sello de los Fugger | Ciudades y Rutas | DW | 12.04.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciudades y Rutas

Augsburgo y el sello de los Fugger

En Augsburgo se encuentran todavía vestigios del Imperio Romano que recuerdan los cuatro siglos de presencia en Europa. Y también recuerdos de la época de esplendor que le brindó el comercio en la Edad Media.

El palacio Schaezlerpalais

El palacio Schaezlerpalais

Los romanos fueron los grandes ingenieros de caminos de la historia, crearon calzadas y abrieron rutas que conducían a todos los lugares de su imperio. La ruta que comunicaba Roma con Germania se llamó Vía Claudia, a cuya vera se halla Augsburgo. Posteriormente esta vía se convirtió en ruta comercial y fue primordial para el surgimiento del poderío económico de la ciudad imperial durante la Edad Media.

Edad de oro de la ciudad

Goldener Saal in Augsburg

El Salón Dorado del ayuntamiento de Augsburgo

Las familias de comerciantes Fugger y Welser, así como numerosos artesanos, consolidaron la riqueza de la ciudad. El floreciente comercio de la plata y la sal permitió por ejemplo la edificación de la lujosa alcaldía. Al lado se encuentra la antigua torre de la ciudad. Subiendo sus 250 escalones, se llega al mirador desde el cual se ve toda la ciudad. A veces, cuando hace buen tiempo, se pueden divisar incluso los Alpes, que se encuentran a una hora de distancia en coche.

Durante el Renacimiento, Jacob Fugger, nacido en Augsburgo, se convirtió en el hombre más rico del mundo. El propio Emperador alemán le pidió un préstamo para poder costear sus lujos y las numerosas guerras de esa época. También las finas telas de esta ciudad fueron muy apreciadas y se podían encontrar en palacios reales medievales.

Fuggerei in Augsburg Wohnsiedlung

La Fuggerei en Augsburgo

La riqueza favoreció incluso a los más pobres de la ciudad. Jacob Fugger hizo construir el primer complejo de viviendas sociales, llamado Fluggerei, quizás por la mala conciencia que le causaba su propia riqueza y así poder ganarse un lugar en el cielo. En la actualidad todavía vive gente my humilde por un alquiler simbólico de un euro.

A caballo entre la historia y la industria

En la actualidad la imagen de la ciudad ha cambiado. Hoy son las industrias, en lugar de los talleres de artesanías, las que garantizan el alto nivel de vida. Una enorme fábrica de papel, la fábrica de motores diesel MAN, Siemens, Daimler-Benz Aeroespacial. No obstante, los antiguos canales de la ciudad están rodeados de ensortijadas callejuelas y viejos edificios inclinados. Sus habitantes viven en una ciudad agradable y pequeña rodeada de parques y lagos . Se encuentra a una hora de viaje de los Alpes y de Múnich.

Fiestas y festivales

Rathaus in Augsburg Nacht

Vista nocturna del Ayuntamiento

Desde que en 1985 Augsburgo celebrara sus 2000 años de existencia, se organizan diversos festejos como el Festival de teatro de marionetas, el de cabaret y también la Fiesta Cívica y de la Fuente. En éstas últimas se visten a la antigua usanza y rememoran épocas pasadas. El Festival Internacional deTeatro La Piazza y el Festival de Cultura Joven X-Large le dan a la ciudad cada vez con mayor intensidad un aire renovado y abierto.

El tradicional ambiente de teatro se ha ido transformando en los últimos años con innovadores proyectos como la Casa Cultural Abraxas. Durante la Navidad la ciudad se convierte en un pintoresco escenario para el romanticismo con uno de los mercados navideños más bonitos de Alemania.

DW recomienda