Ataques armados mutuos entre Rusia e Irán en Siria | El Mundo | DW | 25.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Ataques armados mutuos entre Rusia e Irán en Siria

Después de la derrota de grupos opositores, y terroristas como EI, los dos principales aliados de Assad, Rusia e Irán, se enfrentaron el pasado 19 de enero con tanques, lanzagranadas y ametralladoras.

Unidades rusas en Wafideen, cerca de Douma, al noreste de Damasco, Siria.

Unidades rusas en Wafideen, cerca de Douma, al noreste de Damasco, Siria.

La Llanura de al-Ghab en la provincia nororiental de Hama, es la región estratégica por cuyo control la alianza de países amigos del régimen de Damasco amenaza con romperse.  El valle de al-Ghab se encuentra entre la provincia natal de los clanes de Assad en el oeste y la provincia de Idlib en el este, el último bastión de los rebeldes. Teherán quiere controlar el área y tiene instalados allí a soldados de la cuarta división.

¿Quién controla los territorios estratégicos?

Maher al-Assad, hermano del presidente Assad, es el comandante oficial, pero controlado de facto por Irán. Allí, los soldados iraníes han ocupado varios pueblos en las últimas semanas. Un territorio sobre el que Moscú también quiere tener el control. Para ello, Moscú ha enviado un masivo refuerzo militar

Ante la creciente animadversión entre las tropas iraníes y rusas, en la mañana del pasado 19 de enero, ambos bandos abrieron fuego. No está claro cuántos hombres murieron en ambos lados. Las estimaciones van desde varias docenas hasta 200. Hasta ahora, ninguna fuente independiente ha podido establecer con certeza, qué está pasando en el valle del clan de Assad. 

Más de 110.000 refugiados habría regresado a Siria en medio año

Por su parte, más de 110.000 sirios han vuelto a sus hogares desde el exterior en los últimos seis meses, de ellos más de mil en las últimas 24 horas de Líbano y Jordania, según el departamento encargado del retorno de los refugiados.

La operación de retorno ha sido coordinada por las autoridades de Siria y de los países implicados, que contaron con el apoyo de la ONU y el Ejército ruso. De los 6,6 millones de desplazados sirios que se encuentran en 45 países del mundo, 1,7 millones han expresado su deseo de regresar a su país de origen.

Extremistas de EI controlan ya "menos de 15 kilómetros cuadrados"

Por último, las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG) reportan que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ya sólo controla "pueblos muy pequeños" en el este de Siria, en medio del avance de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), informó un portavoz de las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG), principal grupo de las FSD.

La campaña contra este bastión yihadista en la ribera oriental del río Éufrates comenzó en septiembre pasado con la ayuda de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos. Uno de los portavoces de las FSD, Mustafa Bali, aseguró ayer que los extremistas controlan ahora "menos de 15 kilómetros cuadrados" en el este del país árabe.

Controlada la amenaza yihadista, las YPG, considerada un grupo terrorista por el Gobierno turco, mantiene abierta la opción de colaborar con el Ejército sirio ante una ofensiva del Gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan contra territorio sirio. "Hemos publicado y proclamado varias veces que si nuestros derechos se respetan, sin duda estamos abiertos y listos para abordar el problema juntos", dijo el portavoz de las YPG Nuri Mahmud, en referencia a la posibilidad de negociar con el Gobierno de Al Asad y evitar una ofensiva turca.

jov (efe, Spiegel)

DW recomienda