Así se celebra la Conferencia de Seguridad de Múnich en plena pandemia | El Mundo | DW | 19.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Así se celebra la Conferencia de Seguridad de Múnich en plena pandemia

Los cuatro años de Donald Trump como presidente de EE. UU. han sacudido las relaciones trasatlánticas. La Conferencia de Seguridad de Múnich de 2021, marcada por la pandemia, tratará de impulsarlas de nuevo.  

Logo de la edición especial 2021 de la Conferencia de Seguridad de Múnich.

Logo de la edición especial 2021 de la Conferencia de Seguridad de Múnich.

Los organizadores de la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC, por sus siglas en inglés) se enfrentan al reto de celebrar su encuentro anual de políticas y responsables de seguridad de primera línea global, en un evento constreñido por la pandemia del nuevo coronavirus. La conferencia, que habitualmente dura varios días y se celebra en Múnich desde el año 1963, tiene lugar en 2021 de forma virtual y en una sola jornada, la del viernes 19 de febrero, con una duración de tres horas.

Están previstas declaraciones de Joe Biden, Angela Merkel, Emmanuel Macron y Boris Johnson, pero el formato deja poco espacio para la interacción. "Si esta fuera una conferencia de seguridad convencional, aparecerían los presidentes con docenas y docenas de miembros de su equipo", dice a DW Wolfgang Ischinger, director de la MSC. Además, una conferencia normal incluiría un abanico más amplio de participantes con un rol en la seguridad global, como es el caso de China, Rusia y Cercano Oriente, pero ese no el caso de la edición 2021. "Este es un evento estadounidense y europeo", confirma Ischinger. "El objetivo es unificar esfuerzos y compromisos en asuntos globales, como el clima, la pandemia y el terrorismo". 

Las advertencias de Gates sobre la pandemia

Esta será la primera vez que un presidente estadounidense en el cargo hable en un evento de la MSC. Biden estuvo en dos ocasiones siendo vicepresidente de Obama y después, una vez más, en 2019. Durante la primera hora del encuentro debatirán sobre temas globales, como la pandemia de coronavirus, Antonio Guterres, secretario general de la ONU, Bill Gates y Tedros Ghebreyesus, director de la OMS. "No escuchó nadie. Literalmente", relata Ischinger sobre el discurso que Bill Gates dio  en la edición de 2017, en el que alertaba sobre el peligro de una pandemia. "Si hubiéramos escuchado, no nos encontraríamos en esta terrible situación". La crisis climática también centrará la atención, con unas palabras de John Kerry, enviado especial para el clima de Biden.

Los organizadores de la MSC 2021 han tenido que acomodar la creciente lista de ponentes de alto perfil sin robar tiempo a ninguno de ellos ni extender demasiado la duración del encuentro. Al principio, solo iban a estar presentes Biden y Merkel. Macron confirmó el martes y Johnson el miércoles, a última hora. También hablarán líderes de la OTAN y de la UE, y los organizadores dicen que es posible que se produzcan cambios a incorporaciones de última hora. Cada uno de los intervinientes tiene a su disposición 15 minutos de tiempo.

La relación con China

En un encuentro normal, hubieran tenido la oportunidad de hablar unos con otros de manera oficial o inoficial. En esta ocasión habrá un formato con preguntas y respuestas, excepto en el caso de Biden, que no admite preguntas.

Ischinger, antiguo embajador alemán en Estados Unidos, confiesa que, si tuviera la oportunidad formularía a Biden una cuestión sobre la relación con China.  "Si fracasamos a la hora de tener una relación de iguales con China, vamos a tener problemas sin fin y numerosas tensiones en el eje Atlántico", dice Ischinger. "Nuestros intereses en relación a China no son idénticos". Estados Unidos tiene compromisos de seguridad en la región de Asia-Pacífico que la Unión Europea o tiene, lo que permite a la UE que su relación con China sea fundamentalmente comercial. En 2020, China superó a EE. UU. como el principal socio comercial de la UE.

Venezuela en la SCM 2019

Redefinir posiciones

La Unión Europea no habla con una sola voz, como EE. UU. Merkel y Macron tendrán que equilibrar sus respectivos intereses bilaterales con EE. UU. y su rol en promover una Europa más integrada.

Ambos han expresado su deseo de que el bloque europeo defina mejor su posición entre las potencias globales, pero no siempre han estado de acuerdo en cuáles son los objetivos comunes y cómo lograrlos.

Por su parte, Estados Unidos necesita mostrar a sus aliados europeos que sigue siendo un socio confiable y duradero en materia de seguridad. Estados Unidos quiere también garantías de que Europa está dispuesta y es capaz de asumir más responsabilidad en su propia defensa y en otros asuntos globales.

Esta es una semana ajetreada en las relaciones trasatlánticas. Tras la cita de la MSC, sigue la cumbre del G7, con Boris Johnson como anfitrión. En el encuentro, también virtual, participarán Biden, Merkel y Macron.

(ms/cp)

 

DW recomienda