Argentina y Brasil: el regreso del proteccionismo | Economía | DW | 22.08.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Argentina y Brasil: el regreso del proteccionismo

Desde principios de año, en Argentina y Brasil se aplican medidas proteccionistas, lo que ha provocado quejas ante la OMC de una veintena de países.

En un intento por detener la salida de dólares del país, el gobierno argentino ha limitado a los ciudadanos argentinos la compra de dólares y euros. Pero también a las empresas. Como las divisas en el país sudamericano son escasas, también lo son las licencias de importación. Licencias que son aprobadas o no sin dar explicaciones, en detrimento de las relaciones del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con empresas extranjeras. “Trabajamos en una atmósfera que podría definirse como entre Kafka y mafia”, afirma Martin Jebsen, abogado de empresas alemanas en Buenos Aires en declaraciones al semanario Wirtschaftswoche.

Hamburg Süd Container

Las licencias de importación dificultan el comercio.

Ambiente de temor

El abogado es una excepción en medio de un ambiente de reserva generalizada entre los ejecutivos de las empresas alemanas por el temor a represalias del gobierno de Buenos Aires, que según el jurista incluyen una eventual expulsión del país. Tradicionalmente Argentina es uno de los países más interesantes de Latinoamérica para la inversión alemana, pero empresarios germanos advierten que desde la nacionalización de la petrolera YPF, operada por la española Repsol, el país ha subido el tono proteccionista con la limitación a las licencias de importación, lo que ha provocado quejas de Japón, Estados Unidos y la Unión Europea, una veintena de países que han presentado litigios ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Desde febrero pasado las empresas deben solicitar una licencia para la importación de cada producto y la correspondiente compra de divisas, lo que vale también para cada viaje empresarial al extranjero que depende de la compra de dólares.

Un total de 152 empresas alemanas, desde multinacionales como Volkswagen, Daimler y Bayer, hasta pequeñas y medianas empresas, conjuntamente dan empleo a unos 32.000 personas y registraron en el 2010 un volumen de negocio estimado en 8.400 millones de euros, según datos del Bundesbank (el Banco Central Alemán). Pese a las dificultades, las empresas aguantan debido a la importancia del mercado argentino, de unos 40 millones de habitantes, y la esperanza de que lleguen tiempos mejores.

Container Hafen Buenos Aires Argentinien

Proteccionismo en Argentina y Brasil.

Proteccionismo en Brasil

Brasil también subió el tono proteccionista con el lanzamiento hace unos meses de un paquete de medidas en un intento por defender a empresas y empleos de las importaciones y capital barato provenientes de Europa y Estados Unidos. Las medidas incluyen beneficios fiscales, créditos subsidiados y una agresiva política de defensa comercial con cuotas a la importación, lo que afectó la importación de automóviles mexicanos, más competitivos que los brasileños.

Argentina y Brasil incluso se han enfrentado por sus respectivas restricciones a las importaciones, pese a que el Tratado del MERCOSUR los obliga a asegurar la libertad de movimiento comercial. Sin embargo encontraron acuerdo en subir el arancel a las importaciones de terceros países, de un 24% aun 35%, lo que ha generado quejas de Uruguay y Paraguay. El acuerdo tampoco gustó a China, que ha desplazado a Estados Unidos como primer socio comercial de Brasil. Pero mientras que Brasil se muestra vigoroso con una producción agrícola y minera estable y perspectivas petroleras espectaculares, en su vecina Argentina hay enojo e inquietud entre agricultores, ciudadanos y empresarios.

Autora: Eva Usi
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda