“Anunciaron Tormenta“, denuncia el colonialismo español en la Berlinale | Cine | DW | 24.02.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cine

“Anunciaron Tormenta“, denuncia el colonialismo español en la Berlinale

El largometraje del cienasta Javier Fernández Vázquez investiga la muerte en 1904 de Esáasi Eweera, rey bubi que se opuso a las autoridades españolas en Fernando Poo, antigua colonia española en África.

El primer largometraje en solitario de Fernández Vázquez, fuera del colectivo Los Hijos, tuvo su estreno mundial en la sección Forum de la Berlinale. La cinta investiga la detención y muerte de uno de los últimos monarcas del pueblo Bubi, ocurrida hace más de un siglo en la isla de Bioko, en Guinea Ecuatorial. Imágenes de archivo en blanco y negro se difuminan en pantalla, y contrastan con imágenes digitales a color de algunos de los escenarios de los hechos y de las sedes de las fuentes de los documentos históricos, como el Archivo General de la Administración de Alcalá de Henares, España.

El cineasta y antropólogo investiga los hechos a partir de los decretos emitidos por las distintas autoridades coloniales españolas bajo el reinado de Alfonso XIII, cuya florida formulación es leída por actores. También se escuchan las declaraciones de contemporáneos bubis. Se escuchan voces femeninas que dicen que no quieren ser fotografiadas ni filmadas, pero aceptan que se grabe su voz. Los testimonios cuestionan la versión oficial de los hechos ocurridos. La cinta denuncia las prácticas de las autoridades coloniales españolas en esos territorios y el papel de las misiones.

Berlinale Forum 2020 | Anunciaron tormenta | A Storm Was Coming von Javier Fernández Vázquez (ESP 2020, Forum )

Las imágenes de la película se difuminan. Fotograma de "Anunciaron tormenta"

Indiferencia en España

"Una motivación muy importante para sacar adelante este proyecto es la indiferencia, el olvido que hay en España sobre el pasado colonial español en Guinea Ecuatorial. Ya sumergiéndonos en el pasado y en los documentos concretos que leen los actores, me sorprendía que esos relatos, todos esos recortes, esas cartas, que tienen un valor histórico porque han permanecido como documentos escritos, si se leen con atención, revelan manipulación, ocultamiento de los hechos, hablan de medias verdades, de mentiras. Por la fuerza del documento escrito que proviene del poder colonial que ejercían los españoles, son la base de lo que ha quedado como una versión histórica oficial de los hechos", afirma Javier Fernández Vázquez en conversación con DW.

Inicialmente el cineasta consideró basar la cinta en dichos documentos. Sin embargo se dio cuenta de que no era suficiente. Por ello viajó varias veces a Guinea Ecuatorial para hablar con testigos que pudieran contarle lo que sabían o lo que les habían transmitido sus antepasados. "Encontré que esos relatos orales también tenían sus contradicciones, pero refutaban todo lo que esos escritos, realizados por españoles, habían relatado".

Fotograma de Anunciaron tormenta. Las autoridades coloniales prohibieron al pueblo Bubi hablar su propia lengua. Reha-Xustina Bolekia Bueriberi, se esfuerza en hablar la lengua bohobé o bubi.

Fotograma de "Anunciaron tormenta". Las autoridades coloniales prohibieron al pueblo Bubi hablar su propia lengua. Reha-Xustina Bolekia Bueriberi, se esfuerza en hablar la lengua bohobé o bubi.

Usurpación de tierras y trata de negros

En el relato se escuchan los testimonios de contemporáneos bubis diciendo que el rey Esáasi Eweera no quería a los blancos en sus territorios, porque decía que usurpaban las tierras y se ocupaban de la trata de negros. Durante su gobierno, los españoles comenzaron a tener beneficios de las plantaciones de cacao, obligando a los bubis a trabajar en los sembradíos. Los misioneros reclutaban a los bubis y el rey se opuso. Los misioneros empezaron a secuestrar a los jóvenes y Esáasi Eweera se enojó más y empezó a atacar a los misioneros, colaboradores y colonos. 

Los testimonios contemporáneos dicen que prendieron fuego a las casas en la noche; ahí empieza la masacre. Mataron a ancianos a niños. Esáasi Eweera fue detenido y torturado, fue llevado a un hospital de Santa Isabel, actual Malabo, en donde murió. Según los documentos oficiales fue trasladado gravemente enfermo y le fueron otorgadas todas las atenciones. No causó sorpresa su defunción.

El cineasta quería contribuir a la recuperación de la memoria del pueblo Bubi que sufrió esta injusticia. "Como dicen algunas de las voces que aparecen en el film, es un hecho que tuvo consecuencias evidentes, que supuso el fin de la resistencia local hacia las autoridades españolas e inició una nueva etapa en la que los bubis permanecerían subordinados a las autoridades españolas y posteriormente a las autoridades de Guinea Ecuatorial como etnia minoritaria".

En otro pasaje, un hombre bubi dice que todo mundo estaba intimidado hasta hace poco, pero reconoce que en los últimos 20 años hay conciencia de que "vivimos en nuestra tierra y que no es tierra de blancos". Otro testigo relata que se prohibió a las madres hablar bubi con sus hijos en su casa. Hasta el día de hoy el español es el dioma oficial en Guinea Ecuatorial

.

El cineasta español Javier Fernández Vázquez y el escritor Justo Bolekia Boleká, que participó en la película.

El cineasta español Javier Fernández Vázquez y el escritor Justo Bolekia Boleká, que participó en la película.

Las misiones, avanzadillas del imperio espiritual español

La cinta incluye filmes en blanco y negro que exaltan el papel de las misiones. "Los misioneros personifican nuestro espíritu, la manera española de concebir la vida. Las misiones en España son las avanzadillas de nuestro imperio espiritual en el mundo", aseguran.

El cineasta considera que la crítica a la colonización española es extensible a lo que pudo haber ocurrido siglos antes en América. "Sobre todo teniendo en cuenta que en los últimos tiempos sectores más bien conservadores, de derecha, y nacionalistas españoles reivindican el legado de España en América, usando además argumentos y posiciones que no son muy diferentes de las que usan esos funcionarios coloniales que escribieron los documentos  que se leen en Anunciaron tormenta".

El escritor Justo Bolekia Boleká, considerado el más renombrado en lengua bubi y catedrático en la Universidad de Salamanca, España, participó en la película leyendo un poema de resistencia, y acompaña al cineasta durante el estreno de la película en la Berlinale.

DW recomienda