Anita Lasker-Wallfisch recuerda el Holocausto en el Bundestag | Europa | DW | 31.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Anita Lasker-Wallfisch recuerda el Holocausto en el Bundestag

"El odio es un veneno", dice Anita Lasker-Wallfisch, quien sobrevivió a Auschwitz y habló en el Bundestag conmemorando a las víctimas del nacionalsocialismo.

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, y Anita Lasker-Wallfisch

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, y Anita Lasker-Wallfisch

El Estado alemán, dice Anita Lasker-Wallfisch, "se comportó ejemplarmente después de la guerra": "Los crímenes no fueron negados". La anciana vino a Berlín desde Inglaterra para hablar en el Bundestag con motivo de la conmemoración de las víctimas del nacionalsocialismo. Cuando era adolescente, ella y su hermana sobrevivieron a los horrores del nacionalsocialismo en los campos de concentración de Auschwitz y Bergen-Belsen.

Anita Lasker-Wallfisch, de 92 años, no da un discurso, ella cuenta. Ella creció en la antigua ciudad alemana de Breslau, hoy en territorio polaco, soportando el hostigamiento contra los judíos. Y aunque su padre Alfons Lasker siempre aseguraba que la situación no pasaría a mayores, años más tarde, él mismo y la madre de Anita fueron asesinados por los nacionalsocialistas, como otros millones de personas.

Anita y su hermana Renate fueron enviadas a Auschwitz. "Allí vi como tiraban a personas vivas a los hornos ardientes. Y quien no era enviado al llegar a las cámaras de gas, no sobrevivía mucho tiempo en Auschwitz". Las dos chicas lograron sobrevivir.  A Anita Lasker-Wallfisch la salvó la música. Ella tocaba el chelo en la orquesta femenina del campamento.

Pausa en medio del debate político

La verdad es que Lasker-Wallfisch nunca quiso volver a pisar suelo alemán después del Holocausto. Pero luego cambió de opinión. Al pleno del Parlamento entró apoyada en el brazo del presidente federal, Frank-Walter Steinmeier.

Este "Día de la Conmemoración de las víctimas del Nacionalsocialismo" fue introducido en 1996 por el entonces presidente alemán, Roman Herzog, para recordar el 27 de enero,  aniversario de la liberación del campo de exterminio alemán de Auschwitz por el Ejército Rojo. Este día es un día de pausa en el mundo político del Parlamento y en el que las banderas se izan a media asta.

Wolfgang Schäuble denuncia la xenofobia

El presidente del Bundestag, Wolfgang Schäuble, se manifiestó contra la "nueva” xenofobia en Alemania: "Cada día hay ataques contra ciudadanos porque se ven diferentes y hablan de manera diferente, ya que parecen extraños. La gran mayoría de los alemanes no es xenófoba, y menos violenta". Pero hay motivo de preocupación. "Hay quien habla de pueblo y solo se refiere a una determinada parte", dice el presidente. Una frase que es aplaudida por todo el pleno, menos por la bancada del partido AfD. 

"El odio es simplemente un veneno, y al final, te envenenas a ti mismo", concluye Lasker-Wallfisch, por último en su discurso. Todos le rinden homenaje de pie, y aunque con cierto retraso, también los ultraderechistas.

Christoph Strack (jov/vt)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad