AMLO: ¿Un cambio económico para México? | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 04.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

AMLO: ¿Un cambio económico para México?

Como nacionalista de izquierda, el nuevo presidente de México trata de calmar a empresarios y hombres de negocios. Sin embargo, las palabras de López Obrador son a veces contradictorias.

Luchó y lo logró. Tras un intento fallido en 2012, Andrés Manuel López  Obrador (AMLO) fue elegido para el cargo más importante de México. Casi el 53% de los votantes optó por su programa de izquierda. Sin embargo, algunos tienen dudas al respecto.

Tras su victoria, López Obrador habló frente a miles de personas en la Ciudad de México. Dijo que pretendía duplicar las pensiones, introducir el derecho al trabajo, conceder más becas... Algo más tarde, anunció que había que respetar la disciplina presupuestaria y apretarse el cinturón. Para demostrarlo quiso empezar en su propia casa, renunciando al avión presidencial y anunciando reducciones de los salarios estatales. El mercado mexicano de valores reaccionó con inquietud y el peso mexicano perdió valor, aunque se volvió a recuperar.

Nuevo proteccionismo

López Obrador ganó las elecciones por haber declarado la guerra a la corrupción generalizada. Además, quiere replantear la política económica actual y los acuerdos de libre comercio. Los fabricantes internacionales de automóviles, incluidos los alemanes, producen en México y envían sus productos libres de impuestos a otros países, especialmente EE.UU. Entre las posibles reformas, la más controvertida sería la renacionalización de la industria petrolera. Según Birgit Lamm, de la Fundación Friedrich Naumann, afín al Partido Liberal Alemán (FDP), podría dar este paso para hacer un favor político a sus seguidores sindicales. De hecho, hay mucho simbolismo en el sector petrolero, con la petrolera estatal PEMEX que durante 75 años fue una señal de fortaleza e independencia de México. 

Negociaciones TLCAN 

Tampoco se puede descartar que Obrador tome medidas "dirigidas contra EE.UU. en el marco de la renovación del acuerdo del Tratado de Libre Comercio de América del norte (TLCAN), explica Birgit Lamm a DW. El acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y Canadá fue hace 24 años el punto de partida para un largo, pero también controvertido, repunte de México. Actualmente, el país es la segunda economía más grande de América Latina después de Brasil.

Plataforma petroléra de PEMEX.

Plataforma petroléra de PEMEX.

Por su parte, Donald Trump impuso aranceles unilaterales sobre el aluminio canadiense y mexicano, y quiso renegociar el TLCAN. Las consultas se atascaron por la proximidad de las elecciones, pero AMLO anunció poco después de los comicios que quería mantenerse en el TLCAN. Johannes Hauser, director de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (CAMEXA), no cree que se vuelvan a iniciar las negociaciones. "Los principales miembros del equipo económico del futuro presidente mexicano aseguran que apoyan la estrategia de negociación de este Gobierno”, explicó Hauser a DW. Para Birgit Lamm, "AMLO tendrá una posición negociadora más fuerte que el Gobierno saliente debido a los resultados electorales”. No se puede prever cuán constructivas podrían ser las futuras negociaciones sobre el libre comercio, pero, entre tanto, AMLO y Trump tratan de enfatizar las relaciones amistosas.

Empresas alemanas divididas

Para las empresas germanas, México es el mercado más importante de América Latina. El comercio bilateral se duplicó desde 2010, según CAMEXA, hasta llegar a los 20.000 millones de euros en 2017. Para las 1.900 empresas alemanas de México es importante que haya buenas relaciones con EE.UU. Especialmente, para la industria automotriz, ya que lo contrario podría influir negativamente en el flujo de suministros, explica Hauser. Él mismo ve la situación como positiva. Según una encuesta de la organización, dos tercios de las empresas estarían dispuestas a seguir invirtiendo en el país. Por el contrario, Birgit Lamm recibe otras señales al respecto, como la de mantenerse a la espera para ver como se desarrolla la política económica antes de pensar en grandes inversiones a largo plazo.

Frontera entre México y EE.UU.

Frontera entre México y EE.UU.

Entretanto, AMLO ya llegó a los primeros acuerdos con la econnomía local. El nuevo ministro de Asuntos Económicos será Alfonso Romo Garta, que fue su asesor durante la campaña electoral y afirmaba: "no somos radicales”. Un hecho que también se refleja en su currículum. Entre otras cosas, es propietario de una sociedad que administra fondos de inversión e inversor en biotecnología. "Queremos que México siga creciendo, pero que tome a los pobres de la mano”, declaró Romo en una entrevista al diario económico alemán Handelsblatt.

AMLO también logró llegar a acuerdos con los empresarios durante su etapa como alcalde de Ciudad de México (2000 a 2005). Por esta razón, muchos observadores creen que no aplicará políticas antiempresariales. Sin embargo, todavía no se sabe cómo pretende cuadrar el círculo con programas de apoyo a los pobres sin aumentar el déficit presupuestario.

Según sus propios cálculos, el nepotismo cuesta al Estado alrededor de 25.000 millones de euros. Su intención es utilizar este dinero para luchar contra la corrupción. Sin embargo, Obrador no sería el primer presidente mexicano que fracasa en la lucha contra las elites corruptas y el narcotráfico.

Tanto para críticos como para partidarios quizás queden más claras sus medidas cuando tome posesión del cargo el 1 de diciembre. Hasta entonces, tendrá que trabajar para ver cómo llevar a la práctica sus promesas electorales.

Autor: Nicolas Martin (jag/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda