“Alternativa para Alemania”: sí a la UE; no al euro | Alemania | DW | 11.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

“Alternativa para Alemania”: sí a la UE; no al euro

El nuevo partido “Alternativa para Alemania” promueve el fin del euro porque, a su juicio, “daña a Europa y le cuesta miles de millones”. ¿Por qué aferrarse entonces a la moneda comunitaria?

“Si el euro fracasa, fracasa Europa”: una frase que la canciller alemana, Angela Merkel, repitió durante mucho tiempo como un mantra intentando justificar los paquetes multimillonarios de ayuda para rescatar a los países endeudados de la eurozona, pero cada vez más alemanes manifiestan su desacuerdo con esa visión. Según una encuesta del semanario Der Spiegel de julio de 2012, un 54 por ciento de los alemanes ya casi no hallan sentido a invertir sumas gigantescas de dinero para salvar al euro. Y de acuerdo con otra encuesta realizada por TNS-Emnid para la revista semanal Focus, un 26 por ciento consideraría respaldar a un partido cuyo programa incluya que Alemania abandone la moneda de la Unión Europea.

En el Parlamento alemán, cuyos miembros son elegidos en forma directa, esa actitud crítica frente a la moneda común no se refleja en absoluto, dice Konrad Adam. Es por eso que el exredactor del periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung, junto con expertos en economía y de los medios, así como investigadores, fundó un nuevo partido: la “Alternativa para Alemania” (AfD, Alternative für Deutschland), que pide que se disuelva la zona euro y se de lugar a un debate abierto sobre las medidas europeas de rescate.

“El euro es sagrado”

Adam critica que en el Parlamento no esté representada la posición de los enemigos de

Dr. Konrad Adam, uno de los fundadores de Alternativa para Alemania.

Dr. Konrad Adam, uno de los fundadores de "Alternativa para Alemania".

euro. “Todos los partidos alemanes están de acuerdo en cuanto al salvataje del euro, y solo se diferencian en cuanto a la suma a pagar, y a cuándo pagarla”, afirma el periodista en entrevista con DW. “El euro está considerado como algo sagrado, y quien tenga otra opinión es denostado y calificado de populista, y eso no está bien”, dice. Por eso, Konrad Adam decidió fundar un partido propio: “Si voy a votar, quiero poder elegir. Y es por eso que queremos crear una verdadera alternativa”.

Después de todo, se trata nada más ni nada menos que de los 21.680 millones de euros para el paraguas europeo de rescate, a fin de evitar que los países en problemas de la eurozona caigan en situación de impago. Hasta el momento, esa ayuda fue solicitada por Grecia, Irlanda, Portugal, España y Chipre.

Bernd Lucke, uno de los fundadores de “Alternative für Deutschland”, es profesor de Economía en la Universidad de Hamburgo y contradice la tesis de la canciller alemana, Angela Merkel, acerca de que Europa será más fuerte que antes una vez que se supere la eurocrisis. Muy por el contrario, dice Lucke: el fin de la moneda comunitaria sería lo mejor que podría pasarle a Europa. “Nuestro temor es que Europa no se beneficie con el euro, sino que, por el contrario, el euro vaya destruyendo de a poco a Europa”, dijo Lucke en conversación con DW.

El objetivo. la disolución de la eurozona

Para que no haya malentendidos, el nuevo partido rechaza el euro pero no la unidad

El nuevo partido propone un debate abierto sobre paquetes europeos de rescate.

El nuevo partido propone un debate abierto sobre paquetes europeos de rescate.

europea, subraya Lucke. El foco de “Alternativa para Alemania” está puesto en la disolución de la zona euro. El partido exige que los países vuelvan a sus monedas originales –el marco alemán, el franco francés o el dracma griego, por ejemplo- o que se creen asociaciones monetarias más pequeñas. Konrad Adam puede imaginar incluso una división monetaria entre el norte y el sur de Europa.

Pero ese es un aspecto en el que los fundadores del nuevo partido aún no quieren definirse. Dicen que abogan por un cambio en los tratados europeos, a fin de que Alemania y otros países tengan la posibilidad, jurídicamente hablando, de abandonar la eurozona. Además, piden más poder de decisión para los ciudadanos de los países de la UE a través de plebiscitos cuyo resultado se comprometa a cumplir el gobierno. En abril se decidirá si la “Alternativa para Alemania” cumple con los criterios como para participar de las elecciones generales, en septiembre de 2013. De no ser posible, el partido quiere estar presente, a más tardar, durante las elecciones europeas de 2014.

“Un lastre enorme para Europa”

El profesor y economista Rudolf Hickel, de Bremen, cree que, de participar en las

Rudolf Hickel, economista de la Universidad de Bremen.

Rudolf Hickel, economista de la Universidad de Bremen.

próximas elecciones, es improbable que el nuevo partido alemán tenga éxito. “Normalmente, un partido así tendría la posibilidad de obtener un cinco por ciento y entrar al Parlamento”, dice Hickel. Pero la gente que lo conforma es la mejor garantía, según él, de que eso no se haga posible: “Son intelectuales y economistas frustrados. Si el partido tuviera a un populista a la cabeza, entonces sería peligroso”, explica.

Sin embargo, Hickel sí cree que es necesario que se discuta abiertamente sobre las medidas de rescate de la eurozona. Y dice que la desaparición del euro alberga grandes peligros. “Si Grecia saliera del euro, se convertiría en un país pobre para siempre. Puedo prever que si la UE no ayuda a Grecia, la presión será tan grande que Grecia deberá salir de la Unión Europea, y entonces los otros países de la UE deberían pagar aún más”, señala el experto. “Eso sería un lastre enorme para el proyecto europeo”.

Los fundadores de “Alternativa para Alemania” no están de acuerdo con ese análisis. Según ellos, es el euro el que pone en peligro la paz en Europa, y Angela Merkel debería reconocerlo y dejar de aferrarse a la moneda única sin tener en cuenta los riesgos que eso comporta.

Autora: Carla Bleiker/ Cristina Papaleo

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda

Publicidad