Alemania y Suiza firman acuerdo para evitar la evasión fiscal | Economía | DW | 21.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania y Suiza firman acuerdo para evitar la evasión fiscal

Berna y Berlín firmaron hoy un acuerdo impositivo para impedir que se deposite dinero que no pagó impuestos en cuentas suizas. También acordarán el pago de un impuesto plano al rédito al fisco alemán.

El banco Credit Suisse pagó 150 millones de euros al fisco alemán.

El banco Credit Suisse pagó 150 millones de euros al fisco alemán.


Durante meses, los expertos debatieron acerca de los detalles del acuerdo. Y, si bien no se ha dado a conocer el texto completo del mismo, se han filtrado algunos puntos esenciales.

En los casos en que ciudadanos alemanes que viven en Alemania posean capital en bancos suizos, Suiza se ha comprometido a pagarle al fisco alemán un impuesto plano al rédito, independiente de los ingresos, y anónimo, de un 26, 37 por ciento. Los capitales antiguos, de varias décadas, depositados en bancos helvéticos, también tributarán, según el monto y el tiempo, con una tasa de un 19 a un 34 por ciento.


El secreto bancario suizo, otra vez en la picota.

El secreto bancario suizo, otra vez en la picota.

 

“Prácticas indignas”

Para el presidente de la Asociación de Bancos Suizos (ABS), Patrick Odier, ambos países sacarán provecho del convenio. “Los clientes podrán pagar retroactivamente sus deudas y su esfera privada estará protegida. Los bancos habrán sido fieles al secreto bancario, y tanto Alemania como Suiza podrán seguir aprovechando su potencial de crecimiento gracias a una mejor presencia en los mercados.”

Para los banqueros suizos, lo más importante es que se terminó con una práctica que provocaba indignación en círculos económicos. “La compra y utilización de datos robados ya son cosa del pasado. Y los empleados bancarios ya no pueden ser culpados por los clientes de sus errores pasados. Alemania conserva el sustrato impositivo pasado y futuro que le corresponde sin costos ni esfuerzo algunos”, explica Odier.
 

Credit Suisse pagó 150 millones a Alemania

Por el otro lado, los funcionarios públicos alemanes que compraron datos

Un compromiso aceptable para evitar la evasión fiscal.

"Un compromiso aceptable" para evitar la evasión fiscal.

bancarios robados ya no deben temer la persecución judicial por parte de las autoridades suizas. El banco suizo Credit Suisse pagó 150 millones de euros a Alemania para evitar que sus empleados fueran perseguidos por la justicia alemana y se les hiciera un proceso por asistencia al fraude fiscal.

La disputa condujo en Suiza a un replanteo del tema, opina el exembajador suizo en Alemania, Thomas Bohrer: “Los suizos debemos reconocer que, en cuanto al secreto bancario, en los últimos años no se han tomado medidas importantes, y que ahora Alemania ha puesto los puntos sobre las íes, y con razón”, señala Bohrer. Sin embargo, el exembajador confía en que con el nuevo acuerdo impositivo se puedan ahuyentar los nubarrones de tormenta.
 

Acuerdo sigue siendo polémico

El arreglo tributario es y continuará siendo, empero, motivo de polémica. El Partido Socialdemócrata alemán considera que el acuerdo es laxo y dijo que votará en su contra en la Cámara Alta del Parlamento, y, por el contrario, algún que otro político suizo del Partido Popular cree que el deber de informar sobre las cuentas sin motivos fundados es una medida demasiado restrictivo. Thomas Bohrer cree que el compromiso, sin embargo, es aceptable.

“Cuando se negocia un tratado, siempre se trata de un compromiso. Alemania tuvo que ceder en algunos puntos, y Suiza también. Y pienso que ambos países harían bien en aprobar, ratificar y poner en práctica el acuerdo. Seguramente, las cosas no marcharán bien en el futuro si Suiza ayuda a que los alemanes evadan impuestos. Del lado opuesto, Alemania tampoco puede pedir que la banca Suiza cometa traición con sus clientes, por decirlo de algún modo, también con aquellos alemanes que hace años confían en el secreto bancario suizo”, concluye Thomas Bohrer.

Al fin, tampoco está claro cuántos miles de millones fluirán hacia el fisco alemán. Pero los bancos suizos adelantarán una primera suma de dos mil millones. Y eso también es parte del acuerdo impositivo entre Suiza y Alemania.

Autor: Hans-Jürgen Maurus/ Cristina Papaleo
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda