Alemania: sin papeles no hay salud | Alemania | DW | 30.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: sin papeles no hay salud

Casi medio millón de personas viven ilegalmente en Alemania. Vivir indocumentado significa también vivir sin seguro médico y sin perspectivas.

MediNetzBonn, una red de médicos y asistentes que ayuda a inmigrantes sin papeles.

"MediNetzBonn", una red de médicos y asistentes que ayuda a inmigrantes sin papeles.

María nunca tomaba un tranvía sin el correspondiente boleto. Esta ciudadana ecuatoriana limpiaba en casas de familias alemanas hasta 12 horas al día. Aunque con lo que ganaba a duras penas podía cubrir los gastos.

Durante 15 años funcionó la fórmula de no infringir las leyes para no caer en la mira de la policía. Pero un día los uniformados le pidieron identificarse y ahí paró su aventura en Alemania y la posibilidad de que su hija, de 6 años de edad, tuviera un futuro en este país. El padre, también ecuatoriano, había tomado hace tiempos las de Villadiego.



Sigrid Becker-Wirth las atendía cuando se enfermaban y hoy aún las recuerda con cariño. Sigrid Becker-Wirth es el alma de la asociación MediNetzBonn, una red de médicos y asistentes que ayuda a inmigrantes sin papeles en todas las situaciones posibles, gratis. “Nada ha cambiado desde 2003, el año en que fundamos nuestra ONG, creyendo que pronto seríamos innecesarios”, dice la antigua profesora de colegio Becker-Wirth.

Desesperada búsqueda de asistencia

Entretanto, unos 80 médicos, de casi todas las especialidades, atienden a inmigrantes ilegales en Bonn y sus alrededores. Cada lunes, entre las 5 y media y las 7 de la tarde, los inmigrantes asisten a su oficina, en el norte de la ciudad, para contarles sus planes, cuitas y necesidades. En sus recintos, un peruano le lee a su hijo algunas fábulas y un sirio describe los peligros que corre su familia en Siria si se divulga su identidad.

Se estima que en la región hay unas 4.000 personas sin permiso de residencia. Unos 15 refugiados se acercan cada lunes a buscar tratamiento médico contra todos los males, desde angina pectoris hasta tuberculosis o cáncer.

“Si una persona en este país sufre una enfermedad contagiosa los más interesados en saberlo debieran ser las autoridades”, dice Sigrid Becker-Wirth. Pero el Estado está dispuesto a ayudar solo bajo duras condiciones de aceptar. Cuando una persona con estatus de ilegal tiene una enfermedad grave, puede ser tratado oficialmente solo si está dispuesto a reconocer que vive en Alemania sin papeles. En ese caso, puede recibir un permiso de tolerancia o “Duldung”, pero que puede ser revocado una vez el paciente se alivie.

¿Historias clínicas anónimas?

Inmigrantes ilegales esperan ser atendidos en Bonn.

Inmigrantes ilegales esperan ser atendidos en Bonn.



Como MediNetzBonn no cuenta con los medios financieros para pagar tratamientos caros como las quimoterapias, por ejemplo, tiene que convencer a los necesitados -contra su convicción- de que acepten declararle a las autoridades que viven ilegalmente en Alemania para que puedan ser tratados como se requiere. Un paso que puede significarles la deportación a cambio de salvarles la vida, como ha sucedido en algunos casos. La continua tensión y los temores que plagan a las personas que viven en la ilegalidad suelen ser fuentes de enfermedades psicosomáticas y postraumáticas.

Sigrid Becker-Wirth no sabe cuál es hoy la vida de María y su hija. Pero de lo que sí está segura es que la lucha por la atención de estas personas continúa, en especial, por la permanencia en Alemania de los niños que nacieron aquí.

A la fuerza, Sigrid Becker-Wirth se ha convertido en una experta en derecho alemán de extranjería. Su nueva propuesta es la de crear historias clínicas que los médicos puedan declarar anónimas para las autoridades y así los consultorios y hospitales puedan atender oficialmente a quienes más lo necesitan.

DW recomienda

Publicidad