Alemania sigue apoyando el controvertido acuerdo nuclear con Brasil | Brasil en DW | DW | 14.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Brasil

Alemania sigue apoyando el controvertido acuerdo nuclear con Brasil

Los Verdes alemanes quieren anular un acuerdo con Brasil “para el uso pacífico de la energía nuclear”, pero el Parlamento alemán votó a favor de prolongarlo, a pesar de la poca transparencia en cuanto a seguridad.

Centrales nucleares Angra 1 y Angra 2, en Angra dos Reis, Brasil.

Centrales nucleares Angra 1 y Angra 2, en Angra dos Reis, Brasil.

El Gobierno alemán sigue apoyando el acuerdo nuclear germano-brasileño. El Bundestag rechazó el jueves (14.11.2019) una solicitud de los Verdes para cancelarlo. "La cooperación ha funcionado bien en muchas áreas durante muchos años”, dijo al respecto a DW la subsecretaria del ministerio alemán de Medio Ambiente, Rita Schwarzelühr-Sutter, del Partido Socialdemócrata (SPD). "Por el momento no se cancelará el acuerdo”. Este data de 1975 y prevé una cooperación para "el uso pacífico de la energía nuclear”, es decir, para la construcción de centrales nucleares. Fue firmado durante la dictadura en Brasil, por la junta militar brasileña y el entonces canciller alemán Helmut Schmidt (SPD).

Entretanto, miembros de los Verdes, como la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Bundestag, Sylvia Kotting-Uhl, creen que ya no hay motivos sensatos para que el acuerdo, que depende de una votación para su prolongación o su cancelación, siga en vigencia.

Ver el video 04:23

Ingenieros que creen en la energía atómica

"Ya solicitamos la cancelación del tratado hace cinco años, y el Gobierno respondió que, a través de él, tenía la posibilidad de influir en los estándares de seguridad de las centrales atómicas de Brasil. Pero ahora se ve que eso no es cierto. Los estándares de seguridad en Brasil carecen totalmente de transparencia. El Gobierno de Alemania ni siquiera sabe cómo se ven”, dijo Sylvia Kotting-Uhl en entrevista a Deutsche Welle.

Bolsonaro "aspira a poseer armas nucleares"

Rita Schwarzelühr-Sutter: La cooperación con Brasil ha funcionado bien.

Rita Schwarzelühr-Sutter: "La cooperación con Brasil ha funcionado bien".

Además, desde comienzos de 2019, en Brasil hay un hombre en el poder, el presidente Jair Bolsonaro, "que aspira, a largo plazo, a contar con armas nucleares", añadió Kotting-Uhl. Bolsonaro "quiere completar el ciclo de combustible, es decir, que el peligro de que también se acceda a material para armamento es muy grande”.

Los Verdes aducen en su petición que Alemania es un país que ya no confía en la energía atómica, y que por eso debería dar una señal clara ante Brasil. "El abandono de la energía atómica hasta 2022 por parte de Alemania debería marcar el camino para todas las actividades europeas e internacionales del Gobierno alemán. Entonces, este país podría ser un modelo para el abandono de la energía nuclear a nivel mundial”, subraya Sylvia Kotting-Uhl.

Brasil produce gran parte de su energía a través de centrales hidroeléctricas. Las dos centrales nucleares producen solo una pequeña parte de la energía y, tal vez en algún momento, se sume un tercer reactor. Para ese tercer reactor, Angra 3, ya han llegado varios componentes, provenientes de Alemania, a la ciudad sureña de Angra dos Reis. La localidad corre peligro de deslizamiento de tierras, y por eso no se comenzó con la construcción de la central atómica. Las partes provistas por Alemania, entretanto, son obsoletas, y corresponderían a la de una central atómica alemana hace tiempo desconectada.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Según los Verdes alemanes, la seguridad en las centrales atómicas brasileñas carece de transparencia.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Según los Verdes alemanes, la seguridad en las centrales atómicas brasileñas "carece de transparencia".

Berlín no quiere más disputas

Después de que Alemania retirara los fondos para el Amazonas, en el verano boreal de 2019, lo cual provocó grandes animosidades con Brasil, el Gobierno alemán aparentemente quiere evitar ahora todo tipo de nueva disputa. Ya en diciembre de 2018, hace casi un año, Berlín argumentó, respondiendo a los Verdes, que "ni desde el punto de vista de política exterior, ni desde el punto de vista de política energética, existe la posibilidad de rescindir un acuerdo ni de negociar uno nuevo. El acuerdo nuclear (…) permite al Gobierno alemán, entre otras cosas, tener influencia en la mejora de la seguridad de las centrales atómicas en Brasil”.

Es decir,  que el contrato continuará durante otros cinco años, a pesar de Bolsonaro, cuyo Gobierno planea ahora completar la construcción de la central nuclear Angra 3 en 2026. Los costos, originalmente de 2.100 millones de euros, ascienden ahora a 5.600 millones de euros.

(cp/ms)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema