Alemania se despide de la energía nuclear | Alemania | DW | 27.02.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Alemania se despide de la energía nuclear

El ministro alemán del Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, ratificó el adiós a la energía nuclear, según el plan del anterior Gobierno, y anunció la construcción de un cementerio para los residuos atómicos.

Adiós a la energía nuclear.

Adiós a la energía nuclear.

"Nos mantenemos en el abandono de la energía atómica", dijo Gabriel, del Partido Socialdemócrata (SPD), al hacer el balance de sus primeros cien días de gestión al frente de ese departamento.

El ministro salió así al paso de anteriores pronunciamientos del ministro de Economía, el conservador Michael Glos, quien con ocasión de la crisis de suministro de gas ruso a Ucrania había hablado de replantearse el calendario del adiós a la energía nuclear.

El lejano 2020

El anterior Gobierno del Gerhard Schröder acordó, en su primera legislatura, el abandono escalonado de la energía atómica. El plan establecía un plazo de vida máximo de las plantas de 32 años desde su puesta en funcionamiento.

Bildgalerie Atomkraft in Deutschland Endlager Gorleben Bergwerk Castor

Depósito provisional de Gorleben.

El último reactor quedaría cerrado en el año 2020, aunque en la práctica la existencia de algunas plantas podría prolongarse, ya que se estableció un sistema compensatorio por el que algunas centrales se desmantelarán antes y cederán los años sobrantes a otras.

Cementerio nuclear

Gabriel, ahijado político de Schröder, anunció asimismo que en el actual semestre se presentará un plan para la construcción de un cementerio atómico definitivo. Hasta ahora, los residuos de las plantas alemanas se almacenan, tras su reprocesamiento en Francia, en el depósito provisional de Gorleben, pero no hay un concepto sobre su destino definitivo.

Sensemann portestiert gegen den Castortransport

Manifestaciones contra la energía nuclear.

Cada uno de los convoyes nucleares que llevan los residuos de regreso de Francia a Alemania va acompañado de protestas de los vecinos de la región y organizaciones ecologistas, por los riesgos y alto coste que entrañan esos transportes que, además, no son más que una solución transitoria.

DW recomienda