Alemania rechaza mandar tropas de infantería a Siria | El Mundo | DW | 08.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Alemania rechaza mandar tropas de infantería a Siria

Berlín rechazó la petición de Estados Unidos de enviar tropas terrestres alemanas a Siria. Alemania está dispuesta a extender su cooperación en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico pero en otras formas.

"La contribución del Bundeswehr, el Ejército alemán, en Siria no incluirá, de ninguna manera, fuerzas terrestres germanas para combatir a la organización terrorista Estado Islámico (ES)". Así lo dijo el portavoz del gobierno, Steffen Seibert, este 8 de julio, tras la solicitud de Estados Unidos a Berlín de enviar soldados a Siria.

Entre tanto, la parte estadounidense ha aclarado que no piensa en una misión de combate para los alemanes porque "el EI puede ser repelido mejor con las fuerzas locales sirias", dijo a dpa el representante del gobierno de Estados Unidos para Siria, James Jeffrey, quien asegura que, de todos modos, "se necesita una cierta presencia internacional para proporcionar soporte aéreo en logística, capacitación y asistencia técnica". La misión prevista debe contribuir a la estabilidad en el noreste de Siria.

"Los desafíos del EI no ha desaparecido"

Básicamente, Alemania está de acuerdo con la administración de Estados Unidos sobre la necesidad de una mayor participación. "Se ha logrado desterrar a los terroristas de algunas áreas en Siria e Irak, pero el desafío de la amenaza del Estado Islámico continúa", recalcó Seibert y concluyó que, en lo posible "queremos continuar nuestro habitual aporte”.

El gobierno germano está en principio abierto a la solicitud, dijo, por su parte, el diputado Roderich Kiesewetter, presidente de la fracción CDU/CSU en el Comité de Asuntos Exteriores y miembro adjunto del Comité de Defensa. "Hay que evaluar sobriamente los intereses alemanes, así como la amenaza”, dijo a DW Kiesewetter, quien agrega que asimismo "se debe analizar el marco legal, habilidades, socios, objetivos del posible despliegue, los fondos, las reglas, las reservas y la duración”. 

El Parlamento discutirá a fondo la propuesta y luego votará sobre una decisión del gabinete. "Pero no veo ninguna razón para rechazar, por principio, una misión o para saludarla eufóricamente", dijo el parlamentario.

La misión actual

El Bundeswehr tiene la misión de cooperar en la lucha antiterrorista en Siria hasta finales de octubre de 2019. Alemania contribuye al reconocimiento aéreo en la lucha contra el EI con cuatro jets tornado estacionados en Jordania. Según un portavoz del ministerio alemán de Defensa, los cazas han volado cerca de 2.000 misiones. Allí también opera un avión cisterna del Bundeswehr, que suministra gasolina en el aire a los aviones de combate de otras naciones.

En el centro de una posible discusión sobre fuerzas terrestres, la pregunta puede ser hasta qué punto podrían ayudar a apoyar al actual alto el fuego en Siria. Como resultado de este, han llegado menos refugiados de Siria a Alemania. Según la Oficina Federal de Migración y Refugiados, en 2016 había 266.000 refugiados, y su número ha estado disminuyendo continuamente desde entonces. En 2018, alrededor de 44.000 sirios llegaron a Alemania, y en el presente año unos 19.500.

La solución política como requisito previo

"Mientras no haya una solución política para Siria, no necesitamos hablar de tropas de infantería alemanas", dijo, por su lado, el parlamentario Alexander Graf Lambsdorff  al dominical "Welt am Sonntag". Si a Europa se le pide una mayor contribución, solo debe darse bajo la condición de que "esté igualmente involucrada en la elaboración de un nuevo orden político en Siria".

Lambsdorff sugiere que un mayor despliegue del Bundeswehr también sería un compromiso político. Porque en la lucha contra el Estado Islámico, el Ejército alemán apoyaría, al menos indirectamente, también al gobierno de Assad, que ha actuado con la mayor brutalidad contra sus opositores y la población civil.

Las fuerzas gubernamentales de Siria, dice el Informe Mundial 2019 de Human Rights Watch, han utilizado una combinación de "tácticas ilegales, incluidas armas prohibidas y restricciones de ayuda humanitaria". Con ello, intentan atacar a los grupos antigubernamentales, obligando a la población a nuevos desplazamientos masivos. "Los grupos opositores y armados también han agredido indiscriminadamente las áreas vecinas controladas por el Gobierno, restringiendo la capacidad de la población civil para escapar de las hostilidades".

Tira y afloja sobre reforma constitucional

En la actualidad, el gobierno de Assad ataca el último bastión rebelde del país en la provincia de Idlib, con apoyo ruso. Los fuertes bombardeos también han golpeado objetivos civiles. La ONU advierte sobre otro desastre humanitario: tres millones de personas viven oficialmente en este área en el noroeste de Siria.

Un despliegue extendido del Bundeswehr plantearía inevitablemente la cuestión de la relación de Alemania o Europa con el gobierno de Assad. En la actualidad, los europeos están presionando por una reforma constitucional en Siria, contra la cual el gobierno sirio se muestra reacio. Esto también debería tenerse en cuenta en el debate.

jov/er

DW recomienda