“Alemania debe aumentar la ayuda a Irak” | El Mundo | DW | 16.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Alemania debe aumentar la ayuda a Irak”

Cerca de un millón de personas, que han huido del terror del EI, buscan refugio en el norte de Irak. El jefe del partido alemán Los Verdes, Cem Özdemir, viajó a la región y, en entrevista con DW, exige más ayuda.

Flüchtlinge in Erbil

Campamento de refugiados en Erbil.

Deutsche Welle: Señor Özdemir, ¿qué ha visto en el norte de Irak?

Cem Özdemir: No es fácil hacerse una idea de los retos que enfrenta el gobierno de Irak en el Kurdistán, en el norte del país. Hay un millón de refugiados, lo que equivale a una quinta parte de la población iraquí. En Alemania, esto correspondería a 20 millones de refugiados. En ese caso, nosotros también tendríamos enormes problemas. Debemos felicitar al gobierno, pero también a las organizaciones de la ONU, así como a todos los que ayudaron a construir esos campamentos de refugiados de la nada.

El mayor problema son las obras inconclusas, en las que también viven refugiados. Muchos edificios no tienen ventanas ni puertas, y a algunos incluso les faltan paredes. Los niños juegan y duermen allí en el quinto o sexto piso, y en la oscuridad a veces se caen, porque tampoco hay electricidad. Urge concluir las obras de cara al invierno.

¿Llega al norte de Irak la ayuda de la comunidad internacional y de Alemania?

Por un lado, siempre hay quejas de que la ayuda no llega lo suficientemente rápido a su destino. Por otro, los campamentos son tan grandes que no es fácil hacerse cargo de la organización. De momento, las tiendas del campamento aún no están preparadas para enfrentar el invierno. Urge que ayudemos rápidamente y que aumentemos la ayuda enviada desde Alemania.

Cem Özdemir, jefe del partido alemán Los Verdes.

Cem Özdemir, jefe del partido alemán Los Verdes.

Sin embargo, hay algo que agrava innecesariamente el problema: Se trata de la disputa entre el gobierno central en Bagdad y el gobierno de la región del Kurdistán iraquí sobre cómo repartir la ayuda financiera. En realidad, el dinero corresponde a los kurdos. Sin embargo, Bagdad lo usa para ejercer presión.

¿Puede Alemania mediar en este asunto?

Alemania y los demás países deben mediar urgentemente. Después de todo, una de las razones por las que el Estado Islámico (EI) cobró fuerza es porque en Bagdad no existe un fuerte gobierno central. Irak necesita un Ejército fuerte para combatir al EI. No hay que olvidar el hecho de que varios miles de combatientes yihadistas arrasaron con cinco unidades del Ejército. La milicia terorista les arrebató el arsenal de armas en su totalidad.

Asimismo, Irak necesita una solución a la relación problemática entre kurdos e iraquíes. Allí deberíamos ayudar activamente. También deberíamos apoyar a Erbil, la sede del gobierno regional kurdo, a incluir con más fuerza en el Gobierno, el Parlamento y la administración del país a los yazidíes, cristianos y turcomanos que conforman el mosaico de Kurdistán.

¿Es suficiente el suministro de armas a los kurdos?

La situación del gobierno kurdo-iraquí ha mejorado, también gracias al suministro de armas. Pero los combatientes del EI están fanatizados y tienen mejores armas. Por ello, es importante seguir apoyando a los peshmerga, sobre todo con capacitación. No obstante, el gobierno de Irak parece tener un problema aún mayor. El Ejército debe ser fortalecido, para poder enfrentarse al EI.

Además, debe mejorar la comunicación entre Bagdad y Erbil. No tiene sentido que ambos luchen contra los yihadistas, pero no se comuniquen lo suficientemente entre sí. En ese aspecto, los estadounidenses tienen mayor influencia que los alemanes. Sin embargo, la pregunta es: ¿Qué pasará si el EI es expulsado de Irak, pero sigue operando en Siria?

Publicidad