Alemanes evadieron por lo menos 200 millones de euros en impuestos | Economía | DW | 26.02.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemanes evadieron por lo menos 200 millones de euros en impuestos

En el mayor escándalo impositivo de los últimos años en Alemania fueron evadidos impuestos sobre una suma no menor de 200 millones de euros comunicó hoy la fiscalía de Bochum, especializada en delitos económicos.

default

¿Capital reportado a las autoridades fiscales?

La fiscalía informó que en los días pasados se efectuaron registros a 150 acusados de fraude fiscal a través de cuentas en el vecino principado de Lichtenstein en base a datos de un informante de un banco de Lichtenstein.

El dinero fue "aparcado" en cajas fuertes o invertido en fundaciones con el asesoramiento de empleados bancarios, precisaron los fiscales de Bochum, encargados en Alemania de delitos

Suma definitiva podría sobrepasar los 200 millones de euros

Resaltaron que el daño al fisco alemán era "inmenso". Un total de 91 sospechosos reconocieron su culpa y saldaron parte de la deuda impositiva. La suma de estos pagos asciende actualmente a 27,8 millones de euros, pero seguirá en aumento, precisaron.

Asimismo, otras 72 personas admitieron haber cometido fraude fiscal por cuenta propia y evitaron registros policiales. La fiscalía agregó que investiga a tres bancos alemanes.

El escándalo de evasión fiscal salió a la luz días atrás, cuando las autoridades policiales y de Hacienda alemanas llevaron a cabo una redada espectacular ante cámaras de televisión en el domicilio de Klaus Zumwinkel, el anterior presidente de Correos Alemanes, Deutsche Post.

Ejecutivos, funcionarios públicos, ex diputados, etc

Acusado de evadir un millón de euros de impuestos, Zumwinkel dimitió de forma casi inmediata. Le siguieron operativos en pisos y oficinas en varias ciudades de

Alemania, en especial en la capital de Baviera, Múnich. En el escándalo se han visto involucrados ejecutivos empresariales y funcionarios públicos además de ex diputados del Parlamento federal.

Alemania pudo acceder a los datos sobre los evasores fiscales gracias a un topo, un ex empleado del banco LGT de Liechtenstein, que le facilitó la información previo pago de una cantidad de entre cuatro y cinco millones de euros que desembolsaron los servicios de inteligencia alemanes (BND).

DW recomienda