Al menos 60 periodistas fueron asesinados en 2014 | El Mundo | DW | 23.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Al menos 60 periodistas fueron asesinados en 2014

El Comité para la Protección de los Periodistas indicó que los casos de periodistas asesinados por el Estado Islámico contribuyeron a que el 2014 sea uno de los años más mortales para esta profesión.

En su último informe, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) reveló que especialmente los conflictos del Oriente Próximo, Ucrania y Afganistán cobraron víctimas entre los corresponsales extranjeros.

En el 2014, un total de 60 periodistas murieron en el ejercicio de su profesión a nivel mundial, y uno de cada cuatro de los fallecidos eran periodistas internacionales, indicó CPJ. Esta cifra representa una baja respecto al año anterior, en que se registraron 70 muertes.

El CPJ ha estado recolectando información sobre cada periodista que ha sido asesinado en el ejercicio de su profesión desde 1992.

Objetivo: matar a occidentales

Las cifras de este año reflejan la “situación volátil de las zonas de conflicto en las cuales occidentales son atacados deliberadamente,” se denunció en el informe.

Anja Niedringhaus asesinada mientras cubría las elecciones en Afganistán.

Anja Niedringhaus fue asesinada mientras cubría las elecciones en Afganistán.

Los peligros de trabajar como corresponsal extranjero quedaron nuevamente en evidencia cuando la alemana Anja Niedringhaus murió en abril a manos de un policía mientras cubría las elecciones en Afganistán para la agencia Associated Press.

En agosto de 2014, militantes del Estado Islámico (EI) asesinaron a los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sottloff. Foley había sido secuestrado en Siria dos años atrás. Los extremistas difundieron el video de su decapitación en internet. Dos semanas después, el EI difundió otro video mostrando la decapitación de Steven Sottloff, secuestrado en agosto del 2013.

A pesar de los brutales asesinatos de corresponsales extranjeros, la mayoría de los periodistas amenazados trabajan en el ámbito local, según indica CPJ. Por ejemplo, hay 20 periodistas locales que actualmente están desaparecidos en Siria, posiblemente en manos del EI.

Las estadísticas

En 2014, Siria fue el país más peligroso para los periodistas, reportando 17 fallecidos, seguido por Irak y Ucrania con 5 fallecidos cada uno. Otros lugares también considerados extremadamente peligrosos son Israel y la franja de Gaza, Afganistán, Pakistán e India.

Según la investigación del CPJ, los últimos tres años han sido los más violentos para estos profesionales. Sin embargo, el comité aclaró que su metodología es diferente a la de otras organizaciones que monitorean la seguridad de los periodistas y por esto mismo sus cifras son menores.

Para Latinoamérica, el CPJ señala que Paraguay registró la muerte de tres periodistas en el ejercicio de su profesión. México y Brasil reportaron dos muertes cada uno.

DW recomienda

Publicidad