Agria pugna en el Parlamento de Holanda | Europa | DW | 24.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Agria pugna en el Parlamento de Holanda

Las principales fuerzas políticas de Holanda se trenzaron en un agrio debate en el Parlamento, tras el fracaso del experimento tripartito conservador, que duró dos años, que precipita la convocatoria de nuevos comicios.

default

Mark Rutte, primer ministro dimisionario.

En una intervención encendida y cargada de referencias patrióticas, el líder del islamófobo Partido de la Libertad (PVV), Geert Wilders, cargó contra las instituciones de la Unión Europea (UE) por la exigencia de que Holanda, con una previsión de déficit público del 4,5 por ciento del producto interior bruto (PIB) para 2013, lo reduzca hasta el 3 por ciento como máximo.

"Somos nosotros (los holandeses) quienes tenemos que decidir lo que queremos, no los eurófilos de Bruselas", comentó Wilders. El PVV fue la tercera fuerza más votada en Holanda en las elecciones de junio de 2010 y hasta el pasado fin de semana prestaba su apoyo indispensable a la coalición de gobierno formada por los liberales de derechas del VVD y los democristianos del CDA, en una frágil amalgama que pendía de un hilo y que está a punto de disolverse.

Recortes presupuestarios

Ni el VVD, del primer ministro liberal, Mark Rutte, ni el CDA lograron el pasado sábado un acuerdo sobre los recortes del presupuesto de 2013 con sus aliados del PVV, lo cual precipitó la crisis política y se abrió así la puerta a nuevos comicios.

Al comienzo del debate, Rutte hizo un llamamiento urgente a la colaboración en momentos muy difíciles para el país. Hasta la fecha, Holanda, junto con Finlandia, Luxemburgo y Alemania, disfrutan de la mejor calificación crediticia la "AAA". La agencia Fitch amenazó hace pocos días con bajar esa nota a Holanda si las negociaciones presupuestarias fracasaban.

"Estoy aquí con la esperanza de que los partidos en este Parlamento estén dispuestos, junto con el gabinete, a hacer lo necesario", comentó el primer ministro dimisionario en relación con el control del desbocado déficit público. Bruselas espera, antes del próximo 30 de este mes, una "hoja de ruta" con detalles de cómo piensa Holanda rebajar el déficit público.

“El peor momento”

Geert Wilders rechaza las demandas de ahorro de la UE.

Geert Wilders rechaza las demandas de ahorro de la UE.

Este lunes Rutte presentó la dimisión del gabinete a la reina Beatriz. En La Haya se baraja la fecha del próximo 27 de junio o la de primeros de septiembre para la celebración de nuevas elecciones. El líder del Partido Laborista (Pvda), Diederik Samsom, aceptó esta última posibilidad, al igual que la mayoría de los otros partidos, con lo cual septiembre parece el momento más probable."¿Cómo hemos llegado a esto?...el fracaso de las negociaciones (de recortes) ha llegado en el peor momento", aseguró Samsom, quien tachó a la ya casi extinta coalición de irresponsable por haber perdido mucho tiempo antes de encontrar una solución sólida a los problemas económicos del país. El Pvda es, con 30 de los 150 escaños totales del Parlamento, el principal partido de la oposición.

Negativa de Wilders

El gobierno de Rutte anunció que necesita recortar cerca de 15.000 millones de euros para 2013 con el fin de cumplir con la meta de déficit. Wilders se negó a que aplicaran recortes en partidas como la seguridad social o las pensiones "a costa de los ciudadanos", con lo cual torpedeó el acuerdo, precipitando la crisis.

"Se nos ha criticado diciendo que somos los 'malos de la película', pero hemos sido aliados fieles. El paquete (de ahorro) era inaceptable. El esfuerzo se volcaba sobre los ciudadanos corrientes, que lo habrían notado en sus bolsillos. Los cálculos (del instituto estadístico CPB) eran claros, de haber aplicado los recortes, ello habría supuesto más desempleo, un freno al crecimiento... era malo para Holanda", comentó Wilders.

Mientras los líderes de las bancadas del VVD y del CDA reiteraron el compromiso del país con las metas antidéficit de Bruselas, Wilders lanzó un mensaje claro cargado de populismo: "Mi lealtad está en primer lugar con Holanda y no en Bruselas". (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad