Acuerdo sobre ″brexit″: ¿fin de la historia? | Europa | DW | 15.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Acuerdo sobre "brexit": ¿fin de la historia?

Tras un intenso debate, la mayoría del gabinete británico apoyó el acuerdo sobre el "brexit" que recomendó Theresa May. Pero el peligro para ella y para el trato aún persiste.

Finalmente, una aliviada Theresa May se paró frente a la famosa puerta negra de 10 Downing Street y dijo: "Este acuerdo es el mejor que podía haberse negociado". Después de una apasionada discusión, el gabinete decidió apoyar. "Creo con la cabeza y el corazón que esta decisión es la mejor para todo nuestro Reino Unido", agregó. Alrededor de un tercio de los ministros tenían serias reservas, pero una mayoría terminó por pronunciarse a favor tras un duro intercambio. La primera ministra evitó explícitamente la palabra "unánime" en su declaración.

May como sobreviviente

La discusión del gabinete duró cinco horas, y mientras más tiempo permanecía cerrada la puerta de Downing Street, más se especulaba entre los periodistas que hacían la guardia. En el medio se canceló una rueda de prensa que May había anunciado para la tarde. ¿Había fracasado todo? Pero la primera ministra es una sobreviviente política y sobrevivió también al "brexit".

Poco después del anuncio, los socios negociadores publicaron las 586 páginas del acuerdo de divorcio en la web. Ahora los ministros también podrán leer en detalle en qué se están involucrando. Porque la noche anterior la primera ministra solo les había permitido mirar el borrador en una sala de lectura vigilada.

Insatisfacción por todos lados

Pero más allá de lo que haya decidido el gabinete, la historia aún no termina. Todavía continúan las amenazas sobre May. Las renuncias de los ministros aún son posibles y hasta que el Parlamento se reúna el jueves (15.11.2018) por la mañana, la situación puede cambiar.

"Brexiters" duros como Jacob Rees-Mogg o Boris Johnson ya expresaron su furiosa protesta contra el acuerdo. El "ultrabrexiter" Nigel Farage, quien no tiene un cargo oficial, aseguró la misma noche que se trata del "peor trato de todos los tiempos". Este sector ve el acuerdo como una traición al "brexit" duro que liberaría al reino de todas las ataduras.

Los miembros del DUP de Irlanda del Norte ya han declarado que no pueden apoyar el tratado. Theresa May se reunió en la noche con la jefa de DUP, Arlene Forster, quien previamente había amenazado sobre las consecuencias que traería que no se respetaran sus demandas. Lo cierto es que a pesar de su continua resistencia, el tratado contiene un tipo de tratamiento especial para Irlanda del Norte.

El diablo está en los detalles

Una vez que todos los parlamentarios y políticos hayan debatido las más de 500 páginas del tratado de divorcio, probablemente se encontrarán más pelos en la sopa. La resistencia puede aumentar lentamente. Por ejemplo, los conservadores escoceses protestan porque la cuestión de la pesca se ha pospuesto. Y el jefe de Gobierno, Nicola Sturgeon, del SNP, se queja de que Escocia no tenga una relación particularmente estrecha con la UE.

Además, el acceso a la UE para el mercado financiero hará que algunos se sientan descontentos: será mucho más limitado de lo que se esperaba después del "brexit". Y así, en los detalles, podemos encontrar incluso más puntos que alimentan la resistencia al contrato.

Está claro: el acuerdo es solo el primer paso. A la regulación legal de la futura relación se le volverá a enfrentar una dura y larga negociación frase por frase.

¿Hay una opción para el "no-brexit"?

La idea de un segundo referéndum ha ganado impulso en las últimas semanas. Muchos parlamentarios laboristas han condenado el acuerdo del Gobierno al definirlo como la peor solución posible. Y el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, dijo: "Por lo que he visto hasta ahora, este acuerdo no es de interés nacional".

Por su parte, los observadores en Londres dicen que Theresa May no cuenta con la mayoría en el Parlamento. Entonces tal vez la puerta se abra para un segundo referéndum, debido a que muchos británicos ahora están perdidos ante este "brexit", ya que no les traerá ninguno de los beneficios prometidos, sino la probable pérdida de derechos, de participación y de poder económico. Como dijo Theresa May al final de su declaración: "Nos esperan días difíciles".

(DG/RRR)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Publicidad