Abren exposición sobre niños soldado | Cultura | DW | 24.09.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Abren exposición sobre niños soldado

Una exposición en el Museo de Arte de Bonn aborda el destino de los niños soldados. Estremecedoras imágenes muestran como son obligados a actuar con crueldad y documentan su vida cotidiana.

default

300.000 niños son obligados a participar en conflictos armados.


Imágenes de niños provenientes de Colombia, Sudán, el Congo, Liberia, Afganistán, Sri Lanka, Birmania y Nepal son testimonio de los abusos que se cometen contra la infancia en esas regiones en conflicto. En todo el mundo se estima que hay unos 300.000 niños y niñas que han sido obligados a tomar las armas. Son recrutados por la fuerza, tanto para engrosar las filas de los ejércitos regulares como de grupos rebeldes y guerrillas. Hasta el 2 de noviembre puede verse la muestra cuyo curador, Peter Mantello, es catedrático para nuevos medios en la Universidad Ritusmeikan Asia Pacífico, en Japón. Entre los fotógrafos participantes se encuentra el británico Tim Hetherington, recientemente galardonado con el premio World Press Photo. La muestra fue organizada por iniciativa de la Deutsche Welle.

Ausstellung Kindersoldaten freies Bildformat

Uno de cada tres niños soldados es una chica.

Pese a que numerosas organizaciones civiles siguen el destino de estos niños y realizan una resistencia activa a que sean enrolados, éste ejército infantil es convertido en parte integrante de la infraestructura militar en unos 197 países, La ONG alemana Plan presentó su reporte sobre la situación de las niñas en el mundo 2008 titulado “A la sombra de la guerra”, en el que destaca que por cada tres niños soldados uno es mujer. Unas 200.000 niñas viven a la sombra de un conflicto armado.

Ausstellung Kindersoldaten freies Bildformat

Imagen de la exposición titulada: "Niños soldado -obligados a actuar con crueldad".

Unos 26 países tienen en sus ejércitos regulares a niños entre sus filas. El país que más ha abusado de esta fuerza infantil es Birmania, según el activista Sascha Decker, de la organización Terre des Hommes, donde se estima que hasta unos 100.000 niños y jóvenes menores de 18 años engrosan las filas del ejército. La junta militar birmana recruta sobre todo a niños y niñas provenientes de minorías que habitan el este del país, cerca de la frontera con Tailandia.

Ausstellung Kindersoldaten freies Bildformat

Un niño soldado no tiene infancia.

"Los militares incendian poblados enteros, secuestran niños y los obligan con violencia y drogas a integrarse en el ejército. A menudo son capturados cuando van de camino a la escuela y son obligados a trabajar como guardias, mensajeros, espías e incluso en la lucha con armas", según Decker.

DW recomienda