2020 será un año europeo en Alemania: perspectivas de la presidencia del Consejo Europeo | El Mundo | DW | 30.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

2020 será un año europeo en Alemania: perspectivas de la presidencia del Consejo Europeo

La política de Merkel hacia Europa no ha brillado por su entusiasmo. 2020 ofrece una excelente oportunidad para importantes avances. Alemania asumirá la presidencia interina del Consejo Europeo.

Angela Merkel, canciller de Alemania y Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Angela Merkel, canciller de Alemania y Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

El gobierno alemán se proponía darle un impulso a Europa, pero de eso hace dos años. El acuerdo de la gran coalición entre la Unión de Merkel y los socialdemócratas fue incluso titulado: "Un nuevo comienzo para Europa". Pero la realidad ha sido solo una "tragedia", considera Franziska Brantner, portavoz para la política europea del partido Alianza 90/Los Verdes, quien advierte que en la UE "todos miran hacia Alemania y esperan mucho de Berlín".

"Alemania asumirá la presidencia del Consejo en la UE en el verano de 2020 y promoverá el desarrollo de la Unión Europea con iniciativas propias”, es la determinación del gobierno alemán de coalición. Y el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania ya ha dado una idea de ello. Heiko Maas anunció que trabajará por una Europa "fuerte y soberana". Para que Europa sea más importante en el escenario mundial, pide un Consejo de Seguridad Europeo para poder coordinarse mejor en términos de política exterior y de seguridad. A pesar del "brexit”, los británicos también podrían ser miembros de dicho comité.

El "brexit" y las secuelas

Una propuesta que el presidente del Comité de Europa, Gunther Krichbaum (CDU), considera más que pertinente, como todo lo que siga vinculando estrechamente a los británicos a la UE. Franziska Brantner considera, igualmente, que la futura relación de la Unión Europea con Gran Bretaña en 2020 es el mayor desafío de la política europea. Aunque la política verde cree que negociar con el primer ministro británico, Boris Johnson, será muy difícil.

El 31 de enero, se espera que los británicos abandonen la UE y luego el reto será cómo llevar las relaciones en el futuro. En el comercio, por ejemplo, donde Franziska Brantner quiere una relación estrecha pero justa en la que se deben observar los mismos estándares sociales y ecológicos, tanto en la isla como en el continente. Brantner cree que "será fundamental para Alemania defender el mercado interno".

La relación futura debe resolverse para fines de 2020; por lo tanto, la fase más dura coincide con la presidencia alemana del Consejo de la UE. Pero eso no es todo. El presupuesto europeo, el marco financiero para el período de 2021 a 2027, también se adoptará durante la presidencia alemana. Y también dependerá de Alemania. Con la salida de los británicos, falta un miembro solvente. Es por eso que el Parlamento Europeo exige que todos los países de la UE cubran ese faltante y en el futuro aumenten incluso los aportes financieros a Bruselas. Alemania se opone a ese aumento, una postura que los Verdes critican duramente: "El gobierno alemán quiere recortar el presupuesto europeo, lo cual es absurdo dadas las tareas", replica Franziska Brantner.

El Pacto Verde, un megaproyecto

El cristiano-demócrata Gunther Krichbaum no cree en una "política de reglas de cálculo". Él ve tareas importantes para la UE que deberían financiarse adecuadamente. Sin embargo, el político de CDU cree en las oportunidades para ahorrar aquí y allá o para delegar tareas en los estados nacionales. Para Kriechbaum, también está claro hacia dónde debe avanzar la UE: en política climática y cuestiones geopolíticas.

La nueva presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen, se propone lograr un Acuerdo Verde. Berlín, por su parte, apunta a "alcanzar la neutralidad de los gases de efecto invernadero para 2050". Para Krichbaum este es megaproyecto, para Franziska Brantner un gran desafío en el que espera más de Alemania: "Me gustaría que el gobierno federal esté a la altura de este reto y lo haga avanzar, en lugar de frenarlo".

Primera gran cumbre UE-China

El coraje y el entusiasmo también son necesarios en la política exterior. Alemania organizará dos cumbres importantes durante la presidencia interina de seis meses. Una cumbre UE-Áfricay una cumbre UE-China. En particular, se espera con ansia la reunión de los 27 jefes de Estado y de gobierno de la UE con una gran delegación de China en Leipzig. Es la primera reunión de estas dimensiones y tiene lugar en un momento en que la lista de problemas es particularmente larga desde la perspectiva alemana.

Sobre todo, la cuestión de si Huawei puede o no participar en la expansión de la red 5G alemana. Franziska Brantner advierte que el caso requiere una estrategia europea. Al mismo tiempo, pide que el gobierno alemán aborde los derechos humanos en la cumbre, como la situación de los uigures y el movimiento democrático en Hong Kong.

África: "Continente de oportunidades”

La segunda cumbre importante durante la presidencia alemana tendrá como meta acercar a la Unión Europea y África. Desde la perspectiva del experto europeo, el conservador Krichbaum, la UE ha descuidado a África durante muchas décadas. Ahora se trata de intensificar las relaciones: "No podemos esperar que otros en el mundo se involucren allí, cuando este continente está justo frente a nuestras puertas", resalta Krichbaum.

Franziska Brantner también espera que Alemania vea a África como un "continente de oportunidades". En el área de las energías renovables, es posible mucho más intercambio y, por supuesto, también se trata del gran problema de la migración. Los Verdes proponen crear más oportunidades de inmigración legal en la UE, pero también un apoyo justo a los países de África. Krichbaum y Brantner coinciden: la presidencia alemana del Consejo de la UE podría dar un nuevo impulso y entusiasmo a la política europea alemana y propiciar el avance del continente en importantes cuestiones futuras. Pero Alemania sola puede hacer poco: en eso está probablemente de acuerdo la mayoría de los europeos.

(jov/ju)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda