2019: menos periodistas asesinados, más encarcelados | El Mundo | DW | 17.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

2019: menos periodistas asesinados, más encarcelados

Con 49 periodistas asesinados en todo el mundo, la organización "Reporteros Sin Fronteras" registra el nivel más bajo en 16 años. Pero las razones por las que dismuyeron las muertes no son necesariamente positivas.

Durante una protesta en Chile, este fotógrafo de prensa vio su cámara dañada por las balas de goma de la policía. Hubo manifestantes, con mucha peor suerte, que perdieron la visión. (Reuters/R. Garrido)

Durante una protesta en Chile, este fotógrafo de prensa vio su cámara dañada por las balas de goma de la policía. Hubo manifestantes, con mucha peor suerte, que perdieron la visión.

Norma Sarabia Garduza estaba sentada en un portal cuando llegaron aquellos hombres enmascarados. Bajaron del vehículo, dispararon varias veces a la periodista y desaparecieron. La mujer, de 46 años, murió de inmediato.

Norma Sarabia Garduza es una de los diez periodistas asesinados en México este año. Escribía sobre corrupción y delitos violentos en el estado de Tabasco, en el sureste del país.

México a la cabeza

Una vez más, este 2019, México se sitúa entre los países más peligrosos para los profesionales de los medios, junto con Siria, Afganistán, Somalia y Pakistán. Así lo afirma el informe anual sobre la libertad de prensa de la organización "Reporteros sin Fronteras" (RSF), que incluye en esta denominación a todos los periodistas profesionales, periodistas ciudadanos y otros empleados de medios.

La buena noticia: en 2019, el número de periodistas asesinados en todo el mundo cayó significativamente. En el año anterior, 87 profesionales de los medios fueron asesinados. Este año, hasta principios de diciembre, la cifra asciende "solo" a 49. Este es el nivel más bajo en 16 años.

Infografik getötete Medienschaffende ES

Menos corresponsales de guerra activos

El número de periodistas que murieron en regiones en guerra y crisis ha disminuido significativamente en este 2019. Y "hay varias razones para esto, pero no solo son positivas", explica Juliane Matthey, responsable de prensa de RSF.

Para empezar, la organización identificó significativamente menos corresponsales extranjeros reportando desde regiones en guerra y crisis. Por primera vez, ningún periodista fue asesinado en una misión extranjera; todos murieron en su propio país.

Además, muchos reporteros están hoy mejor entrenados y equipados para su desempeño en zonas de guerra, especialmente en el Medio Oriente. Según Matthey, los periodistas afganos, por ejemplo, se han adaptado a evitar grupos y largos caminos para reducir el riesgo de un ataque.

En Yemen, la cantidad de muertes también se redujo significativamente, de diez en 2018 a dos en 2019. "Pero eso también se debe a que muchos periodistas han cambiado de trabajo debido a la inestable situación ", dijo Matthey. Así, un exreportero del periódico Al-Thawra trabaja ahora como mesero en la capital, Sanaa, mientras un experiodista del periódico Akhbar al-Youm vende helados, ilustra "Reporteros Sin Fronteras".

Infografik getötete, enführte oder infhaftierte Medienschaffende ES

Periodistas ciudadanos bajo presión

En contraste con las muertes, el número de periodistas detenidos aumentó en 2019. A principios de diciembre, 389 trabajadores de los medios de comunicación de todo el mundo estaban en prisión por su trabajo, cerca del doce por ciento más que en el año anterior.

En estas estadísticas, China lleva la mayor parte. Allí, el número de periodistas detenidos se duplicó en un año, de 60 a 120. Le siguen Egipto y Arabia Saudí.

Más del 40 por ciento de estos periodistas encarcelados son periodistas ciudadanos, personas sin formación periodística, que comparten con el público contenido investigado por ellos mismos.

En China, a pesar de la creciente censura, los periodistas ciudadanos han tratado de difundir información independiente a través de internet. Se les acusa de "espionaje" o "separatismo".

El caso más destacado es el del periodista ciudadano y economista Ilham Tohti, encarcelado por "separatismo" desde 2014. Tohti había hecho campaña por los derechos de los uigures en su sitio web. En China, la minoría musulmana está siendo perseguida con una intensidad cada vez mayor.

Además, RSF identificó a al menos 57 periodistas secuestrados, retenidos contra su voluntad en manos de un actor no estatal. La cifra es similar a la del pasado año y los rehenes siguen concentrados en los mismos países:  Siria, Yemen, Irak y Ucrania. 

(rml/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda