100.000 millones de euros para la Bundeswehr: ¿qué hará con ese dinero? | Alemania | DW | 02.03.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

100.000 millones de euros para la Bundeswehr: ¿qué hará con ese dinero?

Luego del ataque ruso a Ucrania, el Ejército alemán recibirá 100.000 millones de euros. La lista de lo que necesita es larga. ¿Qué tipo de armas necesitan realmente las tropas?

Un soldado del Ejército alemán sostiene un lanzagranadas. (Archivo).

Un soldado del Ejército alemán sostiene un lanzagranadas. (Archivo).

Primero solo se ven dos puntos en el cielo azul brillante, sobre la región del Eifel, en el oeste de Alemania. Luego, se recortan las siluetas de dos aviones caza del tipo F-35, y su rugido se vuelve cada vez más fuerte. Los aviones vienen del este, donde han patrullado la zona cercana a la frontera ucraniana, sobre Polonia.

Los F-35 aterrizan luego en la Base de la Fuerza Aérea de Spangdahlem. Las Fuerzas Armadas estadounidenses han trasladado allí 12 de esos aviones. En vista de la agresión rusa, las aeronaves vigilan el espacio aéreo de la OTAN en el este de Europa. Se los considera los aviones de combate polivalentes más modernos del mundo. Un avión con el que la Bundeswehr solo podía soñar hasta ahora.

¿F-35 para el Ejército alemán?

Pero dejó de soñar el domingo pasado (27.02.2022), cuando el canciller alemán, Olaf Scholz anunció sorpresivamente que el Gobierno destinará una partida extraordinaria única de 100.000 millones de euros para equipar a las Fuerzas Armadas alemanas. Eso podría facilitar la compra del F-35.

Desde hace años, el Ejército de Alemania busca un sucesor de sus antiguos aviones Tornado que, en caso de ser necesario, transportarían las bombas atómicas de Estados Unidos estacionadas en Alemania hasta su objetivo. "El avión caza F-35 podría ser una de las aeronaves de transporte”, dijo Scholz en una declaración de gobierno ante el Parlamento alemán. Con esto, sorprendió a muchos expertos en seguridad.

Un avión caza F-35.

Un avión caza F-35.

"Uno de los Ejércitos más poderosos”

La compra del moderno F-35 costaría varios miles de millones de euros. El dinero está disponible ahora que la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania puso la política de seguridad alemana patas para arriba de un día para otro. "Necesitamos aviones que vuelen, barcos que zarpen y soldados que estén óptimamente equipados para sus misiones”, enfatizó Scholz. En el gobierno conjunto con Angela Merkel, hasta 2021, su Partido Socialdemócrata (SPD) había bloqueado varios grandes proyectos armamentísticos.

Desde el final de la Guerra Fría, la Bundeswehr ha seguido reduciéndose y sufriendo la falta de material y equipo. Eso ahora va a cambiar radicalmente: "Nuestro objetivo es que en el transcurso de esta década tengamos uno de los ejércitos más potentes y efectivos de Europa", enfatizó el ministro de Finanzas, Christian Lindner, del Partido Demócrata Liberal (FDP). Para mediados de marzo, Lindner quiere incluir el fondo especial de 100.000 millones de euros en el presupuesto de 2022. Además, el presupuesto de defensa se incrementará al dos por ciento del Producto Interno Bruto, como lo han decidido los miembros de la OTAN.

Se planifica ya la compra de armamento

El caro avión F-35 es uno de varios proyectos de adquisición de armamento que el Ejército alemán podría financiar con la llegada inesperada de fondos. En el pasado, la compra de grandes sistemas armamentísticos -aviones, helicópteros o barcos- fracasó repetidamente porque el presupuesto de defensa se revisaba año tras año. El dinero que no se gastaba hasta finales del año se perdía. Por eso la Bundeswehr no podía planificar a largo plazo. "Como resultado, los proyectos de armamento se volvían a desempolvar y se discutían una y otra vez desde cero", dice Claudia Major, quien dirige el grupo de investigación de políticas de seguridad en la Fundación de Ciencia y Política de Berlín. "La idea de este fondo especial es asegurar el financiamiento a largo plazo de grandes proyectos de equipamiento estratégico”, añade.

Dicho equipamiento está conformado, junto con el F-35, por el avión de combate del futuro (FCAS), que Alemania está desarrollando junto con Francia. La Bundeswehr también necesita un helicóptero de transporte pesado y quiere modernizar el sistema de misiles antiaéreos Patriot, ya anticuado. Los drones armados y buques de guerra también están en la lista de deseos del Ejército de Alemania. "Pero no es que 100.000 millones de euros caigan del cielo y la Bundeswehr pueda ir de compras con ellos", subrayó Major, experta en seguridad, en entrevista con DW. "Sin embargo, ya hay muchos proyectos de armamento que la Bundeswehr ha planeado pero aún no ha financiado. Y estos se pueden pagar con este dinero".

Soldados del Ejército alemán en Baja Sajonia. (2018).

Soldados del Ejército alemán en Baja Sajonia. (2018).

Congelarse en el invierno del Báltico

El Ejército alemán sufre de escasez también en otras áreas. Faltan municiones en grandes cantidades, botas y vestimenta especial para los soldados. La encargada de Defensa del Parlamento alemán dijo que en el frío del invierno lituano a los soldados les faltan chaquetas abrigadas y hasta ropa interior que los proteja del viento y la lluvia. ¿Cómo puede pasar eso en uno de los países más ricos del mundo?

Gran negocio para los fabricantes de armas

Pero el problema no se soluciona solo con dinero. Hasta ahora la compra de armamento y material militar estuvo a menudo mal organizada y fue siempre extremadamente burocrática. A eso se suman los intereses de la industria alemana de armamento, que ahora espera importantes encargos. Roderich Kiesewetter, experto en política exterior de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) advierte que no hay que tomar decisiones apresuradas. El Gobierno debe estudiar exhaustivamente en qué gastará los miles de millones, y qué es lo más urgente. "Me preocupa que, sin una priorización, y sin la estrategia nacional de seguridad, que el Gobierno ya anunció, se desperdicie mucho dinero”.

Al contrario de algunos de sus colegas de bancada en el Parlamento, Kiesewetter se declara en contra de la reintroducción del servicio militar obligatorio, anulado por la excanciller Angela Merkel en 2011. Según el diputado, el Ejército alemán no tiene las capacidades como para acoger a los soldados que realizarían el servicio militar obligatorio, y debe construirlas, lo que implica gastar altas sumas de dinero. "Los cien mil millones desaparecerían muy pronto de ese modo, sin que la Bundeswehr se vuelva más potente”, explicó Kiesewetter a DW.

Además, es difícil integrar reclutas en un ejército de alta tecnología como la Bundeswehr. Después de todo, el entrenamiento en sistemas de armas complejos suele llevar más tiempo que unos pocos meses de servicio militar.

Se buscan 20.000 hombres y mujeres soldados

Sin embargo, la Bundeswehr quiere crecer. En lugar de reclutas, apuesta a personal más calificado. El soldado alemán de más alto rango, el inspector general Eberhard Zorn, nombró un objetivo de 203.000 soldados en entrevista con la cadena alemana ZDF, alrededor de 20.000 más que en la actualidad. A pesar de las extensas campañas publicitarias, la Bundeswehr ha tenido problemas para cubrir las vacantes. En vista de la tensa situación de seguridad, ahora espera más postulantes.

Tras el final de la Guerra Fría, la Bundeswehr se centró más en misiones en el extranjero, por ejemplo en los Balcanes, Afganistán o Mali. Ahora, los muchos miles de millones adicionales del presupuesto estatal acelerarán la transición: volver a un ejército que se concentre en defender a su propio país y a sus aliados. "Hemos estado recorriendo este camino desde 2014, desde la anexión de Crimea”, dijo Zorn. "Sin embargo, hasta ahora no con los suficientes recursos financieros. Eso ahora está garantizado".

Críticas de movimientos pacifistas

Según una encuesta del instituto de investigación de opinión Civey, tres de cada cuatro alemanes apoyan el fondo especial previsto para las Fuerzas Armadas. Las críticas provienen del partido de oposición La Izquierda (Die Linke) y, ocasionalmente, de los partidos gobernantes SPD y Los Verdes. Los representantes del movimiento por la paz piden que no se adquieran aviones de combate F-35 para la Bundeswehr y que todas las bombas atómicas estadounidenses se retiren de Alemania.

Aproximadamente 20 de esas bombas nucleares todavía están almacenadas en Büchel, en el oeste de Alemania, aunque el Gobierno alemán nunca lo ha confirmado oficialmente. El área de la base aérea está asegurada con dos cercas de alambre de púas, un camino de vigilancia y cámaras. Cuando alguien se acerca a la puerta, los guardias de seguridad le piden que se vaya lo antes posible. No muy lejos de la puerta de entrada de esa base militar, los activistas colocaron pancartas invitando a la gente a orar por la paz. Exigen el desarme y una Alemania libre de armas nucleares. En vista de los planes de miles de millones de euros para la Bundeswehr, actualmente se encuentran en una posición difícil.

(cp/ers)

Ataques mortales con misiles en ciudad Ucraniana de Járkov

DW recomienda