1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Un asiento para Zapatero en el G-20

DW-WORLD.DE habló con un experto español en política exterior acerca de la invitación especial hecha a España para asistir a la cumbre del G20 en Washington, después de años de ser ignorado por la administración Bush.

default

Zarkozy invita a Zapatero a la Casa Blanca.

En poco más de 30 años, España ha logrado superar la pobreza y el aislamiento en los que se encontraba sumergida durante la dictadura de Franco para convertirse en la 8 ª economía a nivel mundial y uno de los países más tolerantes políticamente en Europa. Pero no es miembro del grupo G20 de las principales naciones industrializadas y países emergentes invitados a la cumbre de emergencia en Washington para discutir las reformas financieras mundiales.

El primer Ministro socialista José Luis Rodríguez Zapatero es también el único líder europeo que nunca visitó la Casa Blanca, en gran parte debido a las diferencias con el presidente saliente, George W. Bush, después de que España dictara la retirada unilateral de sus tropas de Irak en 2004.

Puesto que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, contaba con dos asientos en el G20 por su doble función como actual presidente de la Unión Europea y país miembro del G20, cedió uno de sus lugares. Querían participar Holanda, la República Checa y otros países, pero España y su primer Ministro, José Luis Zapatero, consiguieron el lugar.

DW-WORLD.DE habló con José Ignacio Torreblanca, jefe del Consejo Europeo sobre Relaciones Exteriores en Madrid sobre la participación de España en la cumbre de G20 y sus relaciones bilaterales con los Estados Unidos.

DW-WORLD.DE: ¿Merece España la plaza en el G20 más que por ejemplo la República Checa, que ocupará la presidencia de la UE a partir de enero próximo?

Jose Ignacio Torreblanca

Jose Ignacio Torreblanca.

José Ignacio Torreblanca: Si España merece estar en el G20 o no, no debe analizarse desde un plano jurídico, sino en términos políticos. La pregunta central es, ¿tiene sentido incluir a España? ¿Puede España contribuir a alcanzar las metas del G20? ¿Por qué no puede este club ser un G22 o un G30?

El problema para España es que ya hay suficientes europeos en el G20 o el G7, además de que la UE también tiene una representación. Entonces, ¿por qué traer más socios europeos a la mesa cuando la legitimidad del club se vería fortalecida con la ampliación a miembros no-occidentales?

Parecería que un buen argumento para que España sea miembro es su poderío económico y una tasa de crecimiento anual de casi el 4 por ciento en la última década. Incluso ha superado a miembros del G8 como Italia en indicadores económicos como el ingreso per cápita. Entonces, ¿por qué Italia, por ejemplo, está dentro mientas que España está afuera?

Esto tiene que ver con el efecto de haber llegado tarde cuando ciertas estructuras ya estaban establecidas y España aún no estaba lista para ser parte de ellas. España se adhirió a la Comunidad Europea (antecesora de la UE) en 1986 y hubo un referéndum de incorporación a la OTAN el mismo año. España entró en la escena mundial justo en el momento en el que las instituciones internacionales estaban en proceso de transformación debido al fin de la Guerra Fría.

Incluso (el ex Primer Ministro español José María) Aznar tenía un alto perfil internacional y trató de que España se convirtiera en el octavo país integrante cuando el G7 se estaba expandiendo al G8, pero en ese momento los miembros del G7 optaron por incluir a Rusia por razones geopolíticas, en lugar de adaptar sus normas de adhesión a fin de incluir a otro país de la UE.

Aznar impulsó las políticas contrarias a Zapatero: trató de mejorar el perfil de España en el mundo acercándose a Bush y Blair y apoyando la guerra de Irak, a pesar de que la opinión pública española estuviera en contra de esa guerra.

Demonstration auf Philippinen Barack Obama soll seine Versprechen halten

Por el cambio.

Zapatero no sintió la urgencia de ser miembro del G8 con el fin de impulsar los objetivos de política exterior de España.

Además, los socialistas han impulsado más otros objetivos como promover el entendimiento intercultural o aliviar la pobreza bajo el amparo de las Naciones Unidas, y ser parte de un club de ricos, del G8, que representa muchas desigualdades, ha sido visto como algo contradictorio. También el movimiento anti-globalización le ha restado atractivo a participar en el G8, aunque fuéramos invitados.

Pero, ¿por qué esta cumbre del G20 fue diferente?

Debido a que éste no es el G8 o G20 de negocios acostumbrados. Se trata de reformar el capitalismo global y tenemos que ser parte de la discusión sobre lo que no funcionó con el sistema financiero internacional y cómo podemos superar colectivamente el problema. ¿Por qué debería estar representada Argentina y no España?

¿Cuál es el estado de la economía de España ahora?

Tenemos un mercado muy flexible y deregulado, que nos hace sin embargo muy sensibles a los ciclos económicos. Cuando hay crecimiento en Europa, podemos fácilmente saltar a la ola y surfear. Nuestro auge en el sector de la construcción ha sido el principal motor tras el fenomenal crecimiento en los últimos años y nuestro mercado de trabajo abierto permitió la entrada a una ola de inmigrantes para llenar un montón de puestos de trabajo de bajo salario, que representaron parte de la gran demanda en el momento de despegue económico.

Pero cuando hay una desaceleración económica en Europa, también sufrimos más que los demás, ya que esos mismos puestos de trabajo se pierden rápidamente en momentos de crisis.

El sistema financiero español parece haber capeado la crisis mejor que el Reino Unido y EE.UU.

Ninguno de los bancos de España fue víctima de la actual crisis que incluso ha sido una bendición para el Banco Santander, por lo que tal vez los otros tienen algo que aprender de España.

Spanien Ministerpräsident Jose Luis Rodriguez Zapatero

Primer Ministro español, Jose Luis Rodriguez Zapatero.

Lo que hemos aprendido de los bancos es que no sabemos nada de ellos. El problema es que el sistema bancario de préstamos, que es crucial para la economía mundial, se ha agotado ya que los bancos no confían ya unos en otros.

(El ex primer Ministro socialista) Felipe González afirmó una vez, que España tiene el mejor sistema bancario del mundo, pero soy un poco cauteloso acerca de este tema.

Es cierto que nuestras prácticas bancarias han sido más conservadores que las de otros países europeos debido a la auto-regulación y supervisión más estricta por parte del Gobierno. No hemos tenido rescates aún en España, pero la restricción de créditos ha obligado al Gobierno a inyectar liquidez en el sistema. También tenemos problemas, por lo que no es nuestra intención dar lecciones a nadie.

¿Ayudará el primer y último viaje de Zapatero bajo el Gobierno de Bush a mejorar las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y España?

Su oposición a Bush ayudó a Zapatero a ser elegido (en 2004) y a volver a ganar las elecciones (a principios de este año), por lo que tal vez incluso debería darle las gracias a Bush por ayudarle a convertirse en primer Ministro.

¿Cree que las relaciones bilaterales mejorarán bajo la presidencia de Barack Obama?

Spanien Wahlkampf Zapatero

¿Todo se lo debe a Bush?

Sí. Obama tiene una visión más multilateral de la política mundial. Entiende que los problemas complejos requieren soluciones complejas que deben ser negociadas con sus socios. Podemos hacer mucho juntos para luchar contra la pobreza y el cambio climático. Incluso en temas relacionados con cuestiones militares difíciles como Irak y Afganistán, podemos hablar con los Estados Unidos, aunque veamos las cosas de manera diferente. La atmósfera en una Casa Blanca dirigida por Obama va a ser más propicia a tener desacuerdos de forma cortés, y es de esperarse que la química personal entre Obama y Zapatero funcione.

DW recomienda