1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Cumbre del G-20 logra consenso

Los jefes de Estado y gobierno reunidos en la cumbre del G20 acordaron una reforma fundamental del sistema financiero internacional.

default

Foto de grupo en Washington: pasando a la acción.

Los negociadores de las delegaciones llegaron relativamente rápido a un consenso para una declaración final del encuentro, en la que se cementerá una reforma esencial del sistema financiero mundial, según informó la agencia alemana dpa.

Según la misma fuente, hasta la próxima cumbre, los países del G-20 prepararán un paquete de 50 medidas para estabilizar al sistema financiero mundial, que ha arrastrado al mundo a una profunda crisis económica.

Las primeras señales surgidas de la cumbre del G-20 en Washington provinieron del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien advirtió poco antes de comenzar el encuentro que “la intervención del Estado no es la panacea”.

EU-Sondergipfel zur Finanzkrise in Brüssel

La Unión Europea adoptó una posición conjunta en cumbre extraordinaria.

El mandatario saliente consideró que los participantes deben ver más allá de la crisis financiera. “Millones de personas que trabajan arduamente esperan de nosotros el fortalecimiento de los sistemas financieros a largo plazo”, agregó.

La posición alemana

La Unión Europea viajó a Washington con una posición común, acordada el pasado 7 de noviembre durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los países que conforman el bloque comunitario.

Symbolbild G 20 Finanzkrise USA Treffen

Logotipo de la cumbre del G20 en Washington.

Pero ello no significa que cada nación no represente además una opinión específica. Portavoces del gobierno alemán manifestaron recientemente que “para Alemania es importante que en Washington se defina un catálogo de medidas a fin de que una crisis como la que vivimos no se repita”.

La canciller Angela Merkel resaltó además la necesidad de prontos acuerdos. Así parecen haberlo entendido también el resto de los participantes: la cumbre llegó relativamente rápido al consenso de que es necesario actuar urgentemente, dejando de lado anteojeras ideológicas.

El consenso básico alcanzado hoy es clave para una formulación de nuevas reglas claras para el sistema financiero internacional y la posterior implementación de esas iniciativas.

Las 50 medidas específicas van a ser aplicadas hasta el mes de marzo de 2009. Se trata, dijo la canciller federal alemana, Angela Merkel, de pasos necesarios para conformar una "densa" red de vigilancia de las finanzas internacionales.

El gobierno alemán considera que en unas cuantas semanas tendría que producirse otra reunión cumbre para dar seguimiento a la de Washington.

Mayor vigilancia

“Necesitamos una vigilancia más estricta; por ejemplo, en el control de los fondos de inversión libre o hedge funds, así como de las agencias encargadas de evaluar los riesgos en las operaciones financieras”, dijo al respecto Urich Wilhelm, vocero del gobierno federal.

Algunas de las opiniones del gobierno federal no responden específicamente a los efectos de la crisis financiera internacional, aunque ciertamente se han visto reforzadas por éstos.

Desde la cumbre del G-8 en Heiligendamm, la canciller Merkel ha venido exigiendo la adopción de un código normativo para los mencionados fondos de inversión libre. La iniciativa zozobró ante la oposición de Estados Unidos e Inglaterra. Ahora todo parece indicar que la posición alemana se ha impuesto y también los hedge funds serán puestos bajo la lupa.

DW recomienda