1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

UE: “¿Inspiración para el Mercosur?

Años atrás, el modelo de integración europea despertaba tanto entusiasmo que algunos en el Mercosur llegaron a soñar incluso con una moneda común. Hoy en día, la crisis del euro plantea interrogantes.

“Europa ha sido el modelo para todos los procesos de integración. Y de hecho también en la literatura sobre las teorías de integración, la Unión Europea es el único modelo; todos los demás se derivan de este”. Así lo indica Susanne Gratius, doctora en ciencias políticas y docente de la Universidad Autónoma de Madrid, dejando en claro que “históricamente son procesos muy diferentes. Sabemos que en América Latina la soberanía nacional es mucho más relevante y, aunque vemos que en la Unión Europea de alguna manera eso también está volviendo, aquí tenemos instituciones supranacionales que en el caso del Mercosur y en otras organizaciones no han prosperado”.

Experiencia palpable

“La UE surgió bajo condiciones históricas específicas y tiene una institucionalidad muy particular, que nunca podría haber servido de modelo al Mercosur”, afirma por su parte Andreas Wille, analista de la fundación Friedrich Ebert (FES), cercana al partido socialdemócrata alemán. No obstante, considera que “muchas de las experiencias históricas europeas con el proceso de integración pueden ser de interés”.

El ministro de RR.EE. de Argentina, Héctor Timerman, de visita en Bruselas, en junio.

El ministro de RR.EE. de Argentina, Héctor Timerman, de visita en Bruselas, en junio.

A juicio de Wille, lo fundamental se resume en que, a lo largo de los años, el ciudadano europeo ha podido ir viendo lo que se ha ganado con la integración, que permea todos los ámbitos de la vida: desde la libre circulación de personas hasta algo tan banal como el acuerdo para reducir los pagos de roaming, con miras a su eliminación. “Se puede reflexionar acerca de si existe una identidad europea, pero lo que sí se constata es que la Unión Europea ha facilitado nuestra vida en muchos aspectos. Creo que eso es lo que el Mercosur hasta ahora no ha conseguido. Si uno le pregunta a la gente en la calle, no creo que puedan decir qué significa este proyecto del Mercosur para su vida cotidiana, más allá de abstractas facilidades comerciales”, apunta.

Más que comercio

Pero el Mercosur fue, desde un comienzo, más que un mero proyecto económico. El analista de la FES estima que “los signos de integración política, por ejemplo, concertar políticas sociales y de salud, aunque sea solo en las regiones fronterizas y a nivel local, son importantes procesos complementarios a una integración económica, que de seguro sigue teniendo sus déficits en el Mercosur”.

Susanne Gratius coincide en que el Mercosur va más allá de lo meramente comercial: “No es la Alianza del Pacífico”, subraya, explicando que se ha convertido en un proyecto de desarrollo, para el cual también sirven de inspiración “los modelos de convergencia, de cohesión social de la Unión Europea”.

La crisis del euro

Si bien la crisis del euro abre ahora interrogantes, la académica se muestra convencida de que el modelo europeo está consolidado y es irreversible, aunque pueda haber estancamiento. A su juicio, una de las lecciones de esta crisis es que la cooperación entre los gobiernos es más importante que las instituciones supranacionales. Agrega que igualmente algunos podrían colegir que “es peligroso tener instituciones supranacionales, porque pueden intervenir en nuestros asuntos soberanos, como la política económica. Eso es lo que estamos viendo en Grecia, en España y en muchos otros países”.

Wille piensa, eso sí, que “un proceso de integración solo puede funcionar realmente si hay una institución, una secretaría con competencias, que ejerza una suerte de control sobre éste. Pero este tipo de cesión de soberanía es algo a lo que los países del Mercosur aún no están dispuestos”.

DW recomienda