1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Bolivia se integra como miembro pleno a Mercosur

La XLVII cumbre del pacto sudamericano estuvo marcada por la intención de concretar un acuerdo con la UE. La presidencia pasó a manos de Paraguay.

La inclusión de Bolivia como miembro pleno marcó este viernes (17.07.2015) la XLVIII cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), que se realizó en Brasilia. El documento de incorporación fue ratificado por los presidentes de los actuales integrantes del grupo, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, y ahora deberá ser aprobado por los Parlamentos de Brasil, Paraguay y Bolivia, tras haber superado esa etapa en los otros países.

El presidente boliviano, Evo Morales, dijo que recibía con alegría y esperanza la noticia. “Tenemos mucha esperanza y confianza en el Mercosur para seguir desarrollándonos. Para Bolivia es una enorme alegría que después de tres años seamos aceptados como miembros plenos”, enfatizó. Morales exaltó la “nueva imagen internacional” de Bolivia, generada “gracias a la lucha de los movimientos sociales de obreros, originarios, especialmente al movimiento indígena originario, el más humillado y despreciado”.

Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela ya habían firmado en 2012 el protocolo de ingreso del país andino. Pero en aquella ocasión no estaba presente Paraguay, que había sido suspendido del bloque tras la destitución del expresidente Fernando Lugo, considerada antidemocrática por los países socios. Por esa razón, este viernes se suscribió un nuevo protocolo, idéntico al anterior pero con fecha 17 de julio de 2015 y la firma de Paraguay, que asumió también la presidencia rotativa.

Emotiva despedida

La alianza también reafirmó su intención de sellar cuanto antes el tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE), así como de consolidar la unión aduanera y de flexibilizar sus normas, para permitir a los países alcanzar acuerdos extrabloque. Este tema fue apoyado por la mandataria anfitriona, Dilma Rousseff. “Los efectos de la crisis (económica internacional) generan desafíos para las economías de la región. Por eso es importante que las reglas se mantengan flexibles, para que cada Estado reserve el espacio necesario para negociar”, dijo.

La formalidad de la cumbre, llena de gestos pero sin anuncios concretos destacables, se rompió con un emotivo discurso de Rousseff, quien lloró al anunciar que esta reunión era probablemente la última de su “compañera y amiga” Cristina Fernández, quien deja el mandato en Argentina. “Aquí siempre tendrá a una amiga lista para compartir sueños y esperanzas”, aseguró Rousseff a la “querida presidenta Cristina”.

DZC (dpa, EFE, Reuters)