1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Opel pide ayuda… para beneficio de Detroit

El gobierno de Alemania está evaluando el pedido de ayuda estatal del fabricante automotor automotores alemán Opel, "por si Detroit no paga".

default

Opel: el semáforo en rojo.

"Nos estamos ocupando, eso es verdad", indicó Steinbrück, el ministro de Finanzas alemán, al margen de la cumbre financiera mundial. Y no poco: el gobierno alemán da tanta importancia al tema, que Angela Merkel, la canciller federal, ya citó a la junta directiva y el consejo representación del personal de Opel para una reunión urgente y "de crisis" el lunes.

El presidente de Opel, Hans Demant, dijo que la empresa "no tiene un problema agudo de pagos", por lo que la ayuda de requerida a Berlín es de garantías, no de inyecciones directas. Demant no precisó la demanda concreta.

Garantías por 1.000 millones

Según diversos medios de prensa, la demanda a corto de plazo es la de obtener garantías por unos 200 millones de euros (355 millones de dólares). Sin embargo, Opel necesita para el próximo año cubrir una iliquidez por un volumen de 1.000 millones de euros (1.270 millones de dólares).

Opel se prepara, con el pedido de garantías, a "la posibilidad teórica" de que a raíz de la crisis de General Motors "se paralicen los flujos financieros desde Estados Unidos", dijo Demant, o sea de la central, General Motors, en Detroit.

Sin ayuda, bancarrota

Sin la ayuda estatal, Opel no tiene futuro alguno de sobrevivir, advirtió Ferdinand Dudenhöffer, uno de los analistas del sector industrial más reputados del país. De no existir garantías estatales, los bancos cerrarán los créditos y con eso de paralizará la producción y el pago de sus empleados, dijo el experto.

Opel mantiene en Alemania cuatro plantas de producción, en las ciudades de Rüsselsheim, Bochum, Kaiserslautern y Eisenach, empleando a 25.700 personas.

Además tiene plantas europeas en Zaragoza, con los modelos Corsa, Meriva, Combo, así como en Bélgica, Polonia e Inglaterra.

DW recomienda