1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Justicia noruega: aislamiento de Breivik no es inhumano

Revirtiendo lo sentenciado por un tribunal en 2016, esta vez los jueces destacaron que ha habido medidas que benefician al hombre que asesinó a 77 personas en julio de 2011.

Un tribunal de apelación de Noruega dictaminó este miércoles (01.03.2017) que el régimen de aislamiento carcelario al que está sometido el ultraderechista Anders Behring Breivik, autor de la matanza de 77 personas en 2011, no viola los derechos humanos del asesino confeso, revirtiendo un fallo anterior. Esto ha sido interpretado como un triunfo para el Estado, que de esta forma revierte el adverso resultado del primer juicio.

Breivik había demandado al Estado noruego por su prolongado aislamiento carcelario y la intervención de su correo, entre otras quejas. Si bien en un primer juicio celebrado en abril de 2016, un tribunal había dictaminado que el prolongado aislamiento y la deficiente fundamentación de este castigo eran una violación al artículo III de la Convención de Derechos Humanos, los jueces del tribunal de apelación lo vieron de otra forma.

"No existen claros indicios de que Breivik haya sufrido daños a causa del aislamiento durante su detención”, dice el documento emitido por los jueces este miércoles, por lo que anularon el fallo anterior.  Agrega que los miembros del tribunal llegaron "a la conclusión de que Anders Behring Breivik no está o no ha estado sometido ni a tortura ni a un trato inhumano o humillante" y destacaron que sigue sumergido en un universo radical.

Apelación al Supremo

La sentencia difundida en Oslo alude al riesgo de acción violenta de (o contra) Breivik, a que no hay "indicaciones claras" de daños mentales y a medidas compensatorias para defender el régimen carcelario, y si bien critica prácticas iniciales como las revisiones desnudo, no es suficiente para hablar de trato denigrante. Entre las medidas compensatorias, están la posibilidad de recibir la visita de un amigo y de un sacerdote, además de poder conversar con los empleados de la cárcel.

El abogado de Breivik, Øystein Storrvik, anunció en la televisión noruega que interpondrá recurso de apelación ante el Tribunal Supremo para conseguir que se levante el aislamiento de su mandante, aunque destacó la minuciosidad del fallo. Breivik asesinó, el 22 de julio de 2011, a 77 personas en Oslo y en la isla de Utøya, la gran mayoría de ellas jóvenes. El ultraderechista noruego fue condenado en agosto de 2012 a 21 años de prisión prorrogables.

DZC (Efe, dpa)

DW recomienda