1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Noruega: Breivik repite el saludo nazi al inicio de juicio

El ultraderechista Anders Behring Breivik, autor convicto de la matanza de 2011 en Noruega, repitió hoy (10.01.2017) el saludo nazi en el inicio del juicio de apelación del proceso civil contra el Estado, que fue condenado por darle un trato inhumano en prisión.

Breivik ya había hecho un saludo similar cuando se celebró el primer juicio la pasada primavera, así como en varias ocasiones durante el proceso celebrado contra él en 2012, que acabó con una condena a 21 años de prisión prorrogables de forma indefinida como responsable de los ataques cometidos en Oslo y la Isla de Utøya, con 77 muertos. "Es un comportamiento ofensivo hacia la dignidad del tribunal y también enturbia el caso que vamos a tratar, así que le pido que no lo haga más veces", le dijo el juez Øystein Hermansen, según imágenes de la televisión pública noruega NRK.

Convención Europea de Derechos Humanos

El Tribunal de Apelación deberá decidir sobre los recursos presentados contra la sentencia de un juzgado de primera instancia de Oslo, que en mayo pasado condenó al Estado por violar la Convención Europea de Derechos Humanos, que prohíbe la tortura y el trato inhumano o denigrante, en los cinco años en que Breivik ha estado en régimen de aislamiento.

Esa instancia absolvió en cambio a Noruega de vulnerar el artículo 8 de esa convención, sobre el respeto a la vida privada, por el control de las comunicaciones a que está sometido. Mientras que el Estado noruego ha recurrido toda la sentencia, la defensa del ultraderechista sólo ha apelado la segunda parte.

La condena se basó en la duración del aislamiento, las limitadas posibilidades de queja y las pocas iniciativas para compensarlo, según el fallo, que criticó que no se había tenido en cuenta la salud mental del ultraderechista y consideró que el control de las comunicaciones estaba justificado por la lucha contra el terrorismo.

Condena de 21 años

Breivik fue condenado a 21 años prorrogables de forma indefinida por hacer estallar, en el complejo gubernamental de Oslo el 22 de julio de 2011 una furgoneta bomba que mató a ocho personas. Luego, se trasladó en coche a la isla de Utøya, al oeste de la capital, donde perpetró una matanza en el campamento de las Juventudes Laboristas en la que murieron otras 69 personas. (EFE)