1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: Sisi ratificó nueva ley antiterrorista

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ratificó la ley antiterrorista aprobada por el Gobierno en julio pasado, que endurece los castigos, protege a las fuerzas de seguridad y restringe la libertad de prensa.

Al Sisi, presidente de Egipto.

Al Sisi, presidente de Egipto.

La norma, de 54 artículos y publicada íntegra hoy en los medios oficiales egipcios, define como grupo terrorista "toda entidad o banda formada por al menos tres personas, en el interior o en el exterior del país y de cualquier nacionalidad, que tenga el objetivo de cometer crímenes terroristas o use el terrorismo como medio para lograr sus fines".

Se establece la pena de muerte o cadena perpetua para aquellos que funden, organicen o dirijan un grupo terrorista o tiene un alto cargo en el mismo, según el artículo 12 de la nueva ley. Ese mismo punto indica que todo aquel que se una un grupo terrorista y reciba formación militar será sentenciado a una pena no inferior a los diez años de prisión.

También estipula la cadena perpetua para quien obligue a otra persona a unirse a un grupo terrorista o impida que esa persona abandone el grupo. La legislación también abarca la financiación del terrorismo, que implica la cadena perpetua, si va dirigida a un militante, y la pena de muerte si el dinero tiene como destinatario un grupo o la financiación de un acto terrorista.

¿Ley mordaza contra prensa y ONGs?

Además de endurecer los castigos contra los extremistas, la ley protege a las fuerzas de seguridad, ya que en su artículo 8 señala que "los encargados de aplicar esta ley" no van a ser presentados ante la justicia por usar la fuerza durante sus funciones o para protegerse de un peligro.

La controversia en torno a esta ley se centró sobre todo en un artículo, posteriormente modificado, que preveía penas de hasta dos años de cárcel por publicar de "forma intencionada" noticias que no sean "verídicas" sobre "cualquier operación terrorista" y que "contradigan de alguna forma las informaciones oficiales".

17 organizaciones egipcias defensoras de los derechos humanos denunciaron en un comunicado a mediados de julio que ese proyecto representaba un "asalto flagrante" a la Constitución y un "ulterior desgaste de lo que queda del sistema de justicia" del país.

JOV (efe, tagesschau)