1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania pide a Egipto dejar sin efecto pena de muerte a Mursi

El Gobierno alemán pidió a Egipto dejar sin efecto, en un juicio de apelación, la condena a muerte dictada contra el depuesto presidente Mohamed Mursi, al tiempo que recordó su rechazo contra la pena capital.

Mohamed Mursi, expresidente de Egipto.

Mohamed Mursi, expresidente de Egipto.

Berlín "confía" en que la sentencia al expresidente Mohamed Mursi, dictaminada ayer, martes, "sea revisada y derogada", indicó este miércoles (17.6.2015) el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, quien recordó que la canciller Angela Merkel le transmitió directamente este parecer al presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, en su reciente visita a la capital alemana.

El portavoz expresó asimismo las "dudas" existentes acerca del correcto proceder de la justicia egipcia, tanto en lo que respecta al caso de Mursi como a los miembros de los Hermanos Musulmanes contra los que asimismo se han dictado condenas a muerte.

Mursi y el líder de la Hermandad, Mohamed Badía, entre otros dirigentes islamistas, vieron ratificadas sus condenas ayer por fugarse de una cárcel en 2011 y fueron declarados culpables además de espionaje y colaboración con organizaciones extranjeras.

Merkel desestimó medidas diplomáticas

El portavoz de Merkel desestimó hablar de eventuales "medidas a escala diplomática" frente a Egipto, al tiempo que aludía al papel estratégico que juega ese país a escala global, tanto en la lucha contra el terrorismo islámico como en el conflicto de Oriente Medio.

La pena de muerte contra el expresidente pesó sobre la visita que Al Sisi cursó a Berlín a principios de junio, dos años después de que Merkel hubiera recibido en la Cancillería a Mursi como primer presidente electo democráticamente.

Durante esta reciente visita, la canciller alemana expresó su rechazo a toda pena capital, mientras que Al Sisi dijo que en su país se tiene una "perspectiva distinta" de ésta, que Occidente debe respetar.

La conferencia de prensa conjunta de la canciller y el presidente egipcio se vio alterada por una mujer, acreditada como periodista, que increpó a Al Sisi con gritos de "asesino", mientras representantes de medios oficialistas egipcios vitoreaban al mandatario.

CP (efe, dpa, afpd)