1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Cuba: experto descarta un fin al embargo

El levantamiento de las restricciones para viajar y enviar dinero a Cuba por parte de EEUU fue aplaudido en Europa, pero la cerrazón de La Habana no hace esperar un fin del embargo, advierte el experto Günther Maihold.

default

Barack Obama permitirá que los cubanos exiliados en EEUU viajen sin restricciones a Cuba y envíen dinero a la isla.

“La iniciativa era largamente esperada”, afirma en conversación con DW-WORLD el experto alemán Günther Maihold. El subdirector de la Fundación Ciencia y Política (Stiftung Wissenschaft und Politik) considera que la medida es una señal de distensión que pone fin al congelamiento de las relaciones alcanzado durante la era Bush. “La medida va muy en paralelo con los esfuerzos europeos de llegar a un nivel de diálogo con Cuba que permita una “normalización” de las relaciones con la isla. Ahora este esfuerzo europeo recibe un nuevo impulso con las medidas de Obama”, añade.

El especialista recuerda que fueron los europeos los que iniciaron el proceso de distensión con la revisión de su política común hacia la isla, pese a las posturas críticas del gobierno checo, polaco y de otros países de Europa oriental. En buena parte ha sido gracias a España, “que ha tomado una delantera muy articulada”, según Maihold. Alemania, ha ofrecido oportunidades en la cooperación, pero espera señales inequívocas de que la isla avanza hacia la democracia y hacia un mayor respeto de los derechos humanos.

Obama ändert Kuba-Politik

Pantalla en el aeropuerto de Miami con viajes ilimitados a Cuba.

No habrá fin al embargo pronto

Maihold lamenta sin embargo que no ha pasado gran cosa por parte del lado cubano. En vez de apertura hay cada vez más control. “Los europeos abrieron su política hacia Cuba con la expectativa de que surgiera una respuesta adecuada por parte de los dirigentes comunistas, pero en vez de abrir nuevos espacios de acción la cúpula cubana busca expandir su control”, explica.

Por esa razón el experto del Think Tank berlinés no cree que habrá en el corto plazo un fin al embargo pese a que se ha prologado ya durante 47 años y que muchos ponen en tela de duda su utilidad. “La posición de Estados Unidos no es muy diferente a la europea, esperamos señales de la isla, pero el liderazgo es muy cerrado, tiene miedo a abrirse, entonces creo que vamos a seguir esperando”, dice. El experto en procesos de democratización en América Latina y el Caribe sostiene que siempre ha habido intentos de reforma pero no ha habido un concepto elaborado. “En el gobierno de Raúl Castro no vemos tampoco un plan claro, más bien parece que las élites tradicionales tratan de amarrarse aún más al poder y tienen miedo de que se le puedan escapar ciertos espacios de la sociedad a su control. En este sentido debiera haber un cambio de las élites pero este proceso todavía no está en marcha”, advierte.

Kuba USA Kongressabgeordnete Barbara Lee in Havanna

Congresista demócrata, Barbara Lee, saluda a Jonathan Farrar, jefe de la representación de EEUU en La Habana.

Señales de distensión

Los medios alemanes comparan el cambio político estadounidense con la Ostpolitik lanzada por el entonces canciller alemán Willy Brandt, que buscaba normalizar las relaciones de Alemania con el bloque comunista, particularmente con Alemania del Este. “Aunque es difícil asumir este paralelismo por no tratarse de un conflicto global, se trata de una situación que ha sobrevivido la Guerra Fría y el descongelamiento hasta llegar a nuestros tiempos", señala Maihold.

La notica ha sido comentada a lo largo y ancho en Europa y es en cierta forma una pequeña sensación. El secretario de Comunicación del Partido Popular español, Esteban González Pons, saludó la liberalización del embargo, pero calificó a Cuba como una dictadura sanguinaria y cruel y pidió hacer todo lo posible porque todas las instituciones de ese país avancen hacia la democracia. Miembros del gabinete de Rodríguez Zapatero elogiaron la iniciativa de Obama llamándola inteligente y acertada.

Las señales de distensión entre Washington y La Habana comenzaron desde la misma llegada de Obama a la Casa Blanca. Hace una semana un grupo de congresistas del Partido Demócrata visitó la isla y fue recibido por Raúl Castro. Aunque viajaron a título personal, fue la primera vez que el presidente cubano se reunió con políticos estadounidenses desde que sucedió a su hermano Fidel en julio de 2006.

Autora: Eva Usi

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema