1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Obama extiende mano a los cubanos

Los esfuerzos del Gobierno de Barack Obama por mejorar las relaciones con Cuba toman cuerpo: se habla sobre levantar restricciones para que cubano-estadounidenses viajen con mayor libertad a Cuba y envíen más remesas.

default

El gesto de Obama señala una nueva actitud hacia Cuba.

Según lo anunciaron representantes del Goberno de Barack Obama este lunes, serán levantadas de manera ilimitada las restricciones a viajes por motvos familiares de ciudadanos estadounidenses a Cuba, así como al envío de remesas a la isla procedentes de Estados Unidos.

Con ello Obama cumple una promesa hecha durante su campaña, al mismo tiempo que se mantiene el embargo económico sobre la isla. El anuncio señala claramente la intención de establecer una nueva relación entre Estados Unidos y Cuba, tras medio siglo de tensión bilateral entre los Gobiernos de ambos países.

La estrategia del Gobierno de Obama hace una distinción entre los muchos temas involucrados en el restablecimiento del diálogo cubano-estadounidense. Con el levantamiento de restricciones en los viajes a Cuba, Obama da marcha atrás a algunas medidas adoptadas por el ex presidente George W. Bush en 2004, en la antesala de las elecciones presidenciales de ese año y como consecuencia de la llamada “primavera negra” en la cual el régimen de los hermanos Castro ordenó apresar a más de 70 disidentes.

Pero el actual presidente de Estados Unidos fue mucho más allá. El levantamiento ilimitado de las restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses de origen cubano a la isla constituye por sí mismo un acercamiento decisivo a la normalización de las relaciones entre ambas naciones: revierte definitivamente algunas sanciones impuestas desde que fue decretado el embargo económico en 1962.

En cuanto al envío de remesas, el nuevo presidente de Estados Unidos también hace frente a presiones por parte de algunos congresistas que piden liberalizar en mucho mayor dimensión el comercio con Cuba. Obama piensa que con estos dos pasos comenzarán a abrirse los espacios necesarios para que se dé un cambio democrático en la isla, según dijeron funcionarios estadounidenses a The Miami Herald.

Finalmente, el anuncio abre las puertas a un ambiente cordial entre Estados Unidos y los países de América Latina durante la V Cumbre de las Américas, a realizarse del 17 al 19 de abril en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago.

Ahora está por verse la reacción definitiva de Fidel y Raúl Castro. En Miami, los legisladores republicanos cubano-estadounidenses Lincoln y Mario Díaz-Balart afirmaron que las medidas anunciadas constituyen “un gran error”.

En todo caso, es un hecho que Obama vislumbra desde su campaña una Cuba en la que los ciudadanos, y no el régimen, sean los protagonistas de la vida cubana. En cuanto al embargo económico, hasta el momento la posición del actual presidente no ha cambiado desde su campaña electoral: desde la perspectiva de Barack Obama, es tema a negociar con un Gobierno post-Fidel.

Autor: Enrique López Magallón

Editor: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda