Ze Roberto: a pasos de la hazaña del siglo | Deportes | DW | 01.05.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Ze Roberto: a pasos de la hazaña del siglo

El volante brasilero del Bayern Munich dialogó en exclusiva con DW-WORLD sobre las metas de su equipo; el cansancio de final de temporada y la motivación especial que da el estar escribiendo historia en el fútbol alemán.

default

Ze Roberto: sometido a extremas exigencias, pero con la motivación en alto.

DW-WORLD: Ze, el juego de vuelta contra el FC Zenit ruso es el último escollo del Bayern Munich para llegar a la final de la Copa UEFA, ¿Se va a lograr ese objetivo?

Ze Roberto: Nosotros, a pesar del resultado obtenido en casa (1-1), tenemos una gran oportunidad de alcanzar la final de la Copa UEFA; nosotros podemos y queremos vencer en San Petersburgo. Además, desde hace algún tiempo tenemos una buena racha y la suerte está de nuestro lado.

Esa racha es evidente en la Bundesliga, quizás también en la Copa UEFA si se tiene en cuenta el emotivo partido contra el Getafe en la ronda anterior, pero ¿se puede depender tanto de la suerte?

Los partidos internacionales son diferentes a los de la Bundesliga, incluso a los de la Copa Alemana. En la Copa UEFA compiten equipos que no son considerados grandes en Europa y sin embargo han demostrado ser muy fuertes y contar con una gran calidad; ellos también quieren hacerse al titulo. Nuestro problema es que en casa no hemos obtenido óptimos resultados, eso aconteció contra Getafe y ahora con FC Zenit.

Al Bayern Munich se le complican las cosas a pesar de tener los medios para definir a su favor los partidos con mayor claridad, ¿qué explicación existe para esa situación?

Nosotros venimos jugando hasta ahora en el mismo partido dos mitades completamente diferentes. En la primera parte nos presentamos decididos, agresivos, superiores. En la segunda mitad con alguna frecuencia no podemos mantener ese nivel, algo que yo mismo no me logro explicar. Tal vez es un poco de cansancio, pero lo cierto es que –lamentablemente- en el segundo periodo aflojamos.

Pero para llegar a la final de la Copa UEFA el equipo debe estar en capacidad de mantener el nivel a lo largo de los 90 minutos

Eso es cierto y exactamente ése es nuestro propósito para el juego en San Petersburgo: mantener constante nuestro rendimiento, mostrar durante todo el tiempo lo que se vio en la primera mitad contra el FC Zenit en Munich.

¿Es ese bajón un problema de actitud del equipo?

En primera línea es un problema de condición física, puro cansancio. De todas maneras, nosotros siempre salimos a la cancha con la victoria en la cabeza, independientemente de quién sea nuestro rival.

Lucio fue la figura trágica del partido de ida de esta semifinal en Munich, su autogol le costó al Bayern el empate y la tensión que se vivirá en San Petersburgo. ¿Cuenta él con el apoyo del grupo? ¿Recuperó ya su autoconfianza?

Una situación como el autogol de Lucio usualmente no sucede en condiciones normales de un juego nuestro. Claro que el grupo respalda completamente a Lucio, si no fuera así no seríamos un verdadero equipo y como lo somos. Tenemos un espíritu de unidad, estamos de su lado. Nuestro objetivo es triunfar como equipo y no como individuos.

Ze, en su carrera usted no había disputado tantos partidos en una temporada como en la actual, ¿Cómo se siente?

Yo me siento muy bien, estoy hasta sorprendido de haber jugado tanto sin haber sufrido lesiones o problemas de salud. Es algo muy positivo terminar una temporada tan exigente con el cuerpo y el espíritu en tan buen estado.

Especialmente en una temporada que no ha sido fácil

Una temporada tan extrema como la actual se vive máximo una vez cada 3 ó 5 años, pero para mí y para todos los otros integrantes del equipo es una experiencia muy bella tener ya hoy en el bolsillo un título y tres cuartos de los tres que nos hemos trazado como meta.

¿Un título y ¾?

Sí, la Copa Alemana ya la ganamos, el titulo de la Bundesliga está apenas a un punto y nuestras posibilidades de llegar a la final de la Copa UEFA son grandes. Todo eso se ha metido muy profundo en nuestras mentes, en la cabina no se habla de otra cosa y el entrenador Ottmar Hitzfeld no para de repetirnos cuán especial es esto que estamos viviendo. Los tres títulos, el triple, es algo que un equipo logra sólo una vez cada 100 años, eso es algo especial que nos motiva mucho.

¿A pesar del cansancio?

Sí, la motivación que da tener el logro de esas metas tan cerca ayuda a superar el cansancio. Nosotros estamos muy concentrados, los músculos seguirán trabajando porque estamos muy cerca de lograr un hecho histórico.

¿A sus 33 años siente usted mucho más la exigencia de las tres competencias en las que participa el Bayern Munich?

Sí, esa exigencia la siento hoy con mayor intensidad a cuando tenía 20 ó 25 años, como ya dije, yo me siento muy bien, pero mi cuerpo me avisa cuando necesito una pausa. De otra parte, mi experiencia se impone. Hoy, después de tanto tiempo como jugador, sé mejor de qué forma me puedo recuperar más rápidamente y escucho a mi cuerpo. Mi actitud es hoy mucho más profesional que antes y sólo de esta forma puedo mantener el alto nivel.

¿Es el Bayern Munich actual el mejor equipo en el que usted ha jugado?

No, el mejor equipo en el que he tenido la posibilidad de jugar fue la selección del Brasil. Ahora, si la pregunta se limita a los clubes, entonces debo contestar con un rotundo sí. La nómina del Bayern Munich es fantástica, no sólo somos muy fuertes colectivamente, también hay individualidades que pueden desequilibrar cualquier partido. Es una motivación especial poder jugar con futbolistas tan especiales como Ribéry, Luca Toni y Klose, con ellos en el equipo dan siempre ganas de ganarlo todo. Este plantel irradia un poderío tal, que cuando saltamos a la cancha no lo hacemos sólo para jugar al fútbol y ganar, también para doblegar al contrario.

DW recomienda

Publicidad