″Yo soy Julian Assange″ | El Mundo | DW | 06.02.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

"Yo soy Julian Assange"

Celebridades de la política, la cultura y los medios de comunicación alemanes exigen la liberación del fundador de Wikileaks. El llamamiento no solo debería ser apoyado por los periodistas, opina Marcel Fürstenau.

Freilassung von Wikileaks-Gründer Julian Assange gefordert (picture-alliance/AA/A. Hosbas)

Gerhard Baum, Günter Wallraff y Sigmar Gabriel.

Sin Julian Assange, nuestra imagen de la interminable guerra en Afganistán tendría menos facetas, estaría mucho más dominada por la interpretación oficialista y, por lo tanto, insoportablemente trivializada. Desde 2010 el mundo sabe más sobre la miseria, la inhumanidad y la hipocresía de esta campaña liderada por Estados Unidos. En ese entonces, decenas de miles de documentos militares secretos y del servicio de inteligencia se publicaron en la plataforma de Wikileaks. El fundador de este medio de investigación en internet es Julian Assange.

Desde entonces, periodistas de todo el mundo se han beneficiado de su idea. Con mayor rapidez y facilidad que nunca, pueden establecer redes para descubrir maniobras turbias, ilegales o incluso criminales de las élites políticas y económicas. Es obvio que los poderosos en los gobiernos y las empresas multinacionales temen algo así. Ellos deberían tener la posibilidad de defenderse, eso sí, pero por favor con medios y métodos justos. Pero este no es el caso en la lucha contra Julian Assange.

Trump acaba con los escrúpulos de Obama

Ya bajo el mandato del presidente Barack Obama, Assange podía contar con lo peor. Para el ganador del Premio Nobel de la Paz, el australiano era un traidor y no un luchador por la libertad de la prensa. Afortunadamente, los escrúpulos en Washington en ese momento eran mayores que hoy. Assange no fue acusado, porque en ese caso los medios de comunicación como "The Guardian" o el "New York Times" también tendrán que haber sido acusados. Ellos publicaron repetidamente los documentos secretos.

Marcel Fürstenau, comentarista de DW.

Marcel Fürstenau, comentarista de DW.

Con Donald Trump cambiaron las cosas. En abril de 2019, Assange fue oficialmente acusado y en junio el presidente estadounidense exigió su extradición de Gran Bretaña. Un tribunal británico se ocupará del caso a partir del 24 de febrero. El problema es que Assange ha estado en confinamiento solitario desde su arresto y, según el relator especial sobre la tortura de Naciones Unidas, Nils Melzer, muestra todos los síntomas "típicos de las victimas de la tortura psicológica prolongada". Por lo tanto, por razones de salud, Assange actualmente no está en condiciones de prepararse en forma adecuada para el juicio.

El informe del relator de la ONU es relevante

Melzer no se inventó su diagnóstico. Junto con un equipo de médicos visitó a Assange en la cárcel, en mayo de 2019. En ese momento, inmediatamente exigió lo correcto: liberar a Assange por razones medicas y constitucionales. Han pasado ocho meses desde entonces sin que haya cambiado en lo más mínimo ese trato inhumano.

Esto ahora también indigna al ex ministro de Exteriores alemán Sigmar Gabriel. Hablando con la prensa internacional en Berlín este jueves (06.02.), el socialdemócrata hizo un llamamiento urgente a Gran Bretaña para liberar a Assange de la cárcel. La iniciativa provino del más famoso periodista de investigación de Alemania, Günter Wallraff. Hay que agradecerle esto, así como a los 130 firmantes del llamamiento, que se publicó como anuncio pagado en el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Otro político retirado fue aún más lejos: el ex ministro del Interior alemán Gerhard Baum. La libertad de prensa es "criminalizada", dijo el veterano liberal, que vivió el tiempo de los nazis como niño y adolescente. ¡Gracias por estas claras palabras! Y también las de los muchos otros que se han unido al llamamiento. Como ciudadano y periodista, no tengo la menor duda de lo que esta pasando. Y por ello declaro: "Yo soy Julian Assange".

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda