Yemen: tribunal rebelde condena a muerte a 30 personas | El Mundo | DW | 09.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Yemen: tribunal rebelde condena a muerte a 30 personas

Fueron condenados por presunto "espionaje en favor de países agresores". La coalición internacional liderada por Arabia Saudita apoya al gobierno de Yemen. Los rebeldes hutíes chiitas recibirían apoyo de Irán.

Konflikt im Jemen Versammlung von Huthi-Rebellen in Sanaa (picture-alliance/dpa/H. Al-Ansi)

Rebeldes hutíes en una imagen de archivo fechada en diciembre pasado en Saná.

Un tribunal de rebeldes yemeníes condenó este martes (09.07.2019) a muerte a 30 universitarios, sindicalistas y predicadores por presunto "espionaje" a favor de la coalición internacional liderada por Arabia Saudita.

Los condenados, que fueron juzgados por la corte penal de Saná, formaban parte de un grupo de 36 acusados y estaban detenidos desde hace un año. Los otros seis fueron absueltos.

"La corte penal emitió hoy (martes) un veredicto que condena a muerte 30 personas por espionaje en favor de países agresores", dijo una fuente a la agencia AFP.

La fuente precisó que esas personas fueron declaradas culpables de haber entregado a los países de la coalición información" para eventuales ataques aéreos.

Repudio

El Ministerio de Derechos Humanos yemení y la organización Amnistía Internacional (AI) denunciaron en sendos comunicados las condenas a muerte.

El departamento del Gobierno de Abdo Rabu Mansur Hadi denunció en una nota recogida por la agencia de noticias estatal Saba que los sentenciados habían sido "secuestrados" hace tres años y sufrieron graves torturas durante su cautiverio, si bien los rebeldes les acusaban de ser espías.

"Las autoridades de las milicias golpistas anunciaron que van a ejecutarles en 15 días, es un crimen vergonzoso contra unos civiles secuestrados de sus casas y que fueron desaparecidos forzosamente hasta que aparecieron en prisión", lamentó el Ministerio.

Según su versión, los hutíes rechazaron repetidamente intercambiar a los 30 condenados por prisioneros de guerra y finalmente uno de sus órganos judiciales "ilegales" les condenó a la pena capital tras un juicio de apenas unos "minutos".

Por su parte, AI afirmó que los sentenciados son políticos opositores y académicos, en un nuevo caso que muestra el uso de los tribunales para atacar a "oponentes o incluso simplemente críticos" de los rebeldes, en palabras de su director de Investigación para Oriente Medio, Lynn Maalouf.

Desde que los hutíes asumieron el control del aparato judicial yemení en 2015, el Tribunal Criminal Especializado (SCC), con sede en Saná, ha sido utilizado por los rebeldes como una herramienta de "represión" incapaz de ofrecer Justicia "imparcial", denunció Maalouf.

Otros casos

Esta no es la primera condena a la horca emitida por órganos de los rebeldes hutíes, que conquistaron amplias regiones del norte y el oeste del Yemen a finales de 2014 y expulsaron de la capital al Gobierno del presidente Hadi, reconocido internacionalmente. 

El movimiento chií, acusado de recibir apoyo de Irán todavía controla zonas del país, incluida la capital, y se enfrenta a las tropas gubernamentales, que cuentan a su vez con el soporte de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y otros países suníes

En mayo de 2018, un tribunal de Saná condenó a muerte a dos hombres bajo cargo de espionaje en favor de Arabia Saudita.  En enero pasado, la misma corte sentenció a la pena capital contra una joven madre de 22 años, Asmaa al-Omeissy, y dos hombres por "ayuda a un país enemigo", en este caso Emiratos Árabes Unidos, miembro clave de la coalición.

Esas condenas a muertes no han sido aplicadas todavía.

Yemen, el país más pobre de la península arábiga, vive un sangriento conflicto que deja decenas de miles de muertos, en su mayoría civiles, unos 3,3 millones de desplazados y 24,1 millones -80% de la población- necesitan ayuda, según la ONU.

Dg (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda