″Ya no es presidente″: los alemanes bajan el pulgar a Wulff | Europa | DW | 03.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

"Ya no es presidente": los alemanes bajan el pulgar a Wulff

"Ya no es presidente": los alemanes bajan el pulgar a Wulff

La mayoría de los alemanes cree que el presidente Christian Wulff debe renunciar por la sucesión de escándalos que viene protagonizando desde fines del año pasado, según un sondeo difundido hoy.

Un 54 por ciento de los consultados en el estudio de la cadena pública ARD pidió la renuncia de Wulff, ocho puntos más que hace apenas dos semanas y por primera vez más de la mitad. Apenas un 16 por ciento consideró honesto al mandatario.

Por el contrario, sólo un 33 por ciento se mostró conforme con su trabajo (11 puntos menos que el mes pasado) y un 43 sostuvo que debe seguir en el cargo.

El político de la Unión Cristianodemócrata (CDU) lleva más de dos meses en el centro de una tormenta política.

La sospecha de que ocultó al Estado un préstamo privado de un millonario, sus polémicas relaciones con empresarios, las acusaciones de corrupción a su colaborador más cercano y una controvertida gestión de la crisis -incluido el intento de frenar su difusión en la prensa- fueron erosionando durante semanas su figura.

"Christian Wulff ya destrozó la única fuente de poder de un presidente: la credibilidad de su discurso", señaló Sigmar Gabriel, jefe de los socialdemócratas (SPD), en una dura entrevista publicada hoy por el diario "Sächsischen Zeitung".

"En realidad ya no es presidente. Simplemente reside en el palacio Bellevue", sentenció Gabriel. El líder opositor aseguró que su partido apoyará un sucesor apartidario para Wulff.

La canciller Angela Merkel, cristianodemócrata como Wulff e impulsora de su nombramiento a mediados de 2010, defendió hasta ahora sin ambajes al mandatario.

Paradójicamente, Merkel es la gran ganadora en la encuesta de ARD: un 64 por ciento de los consultados se mostró conforme con su trabajo, el valor más alto desde diciembre de 2009. Un 85 por ciento consideró que la canciller "representa bien" los intereses de Alemania en el mundo.

El político más querido del país sigue siendo el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, con un 65 por ciento de aprobación. dpa

Publicidad