¿Y si los ″dreamers″ vinieran a Alemania? | El Mundo | DW | 14.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

¿Y si los "dreamers" vinieran a Alemania?

Alemania necesita cada vez más mano de obra cualificada y muchos de los “dreamers” tienen ese perfil. Ahora que la administración Trump amenaza su estancia en EE.UU., ¿querrían y podrían venir a vivir a Alemania?

"Crimen, violencia, terrorismo” son palabras que utilizó el pasado 5 de septiembre de 2017 Jeff Sessions, fiscal general de Estados Unidos, cuando anunció el fin de DACA. Otra de las ideas que maneja habitualmente la administración Trump para los beneficiarios de DACA es la de que roban los trabajos de los estadounidenses. El  DACA, programa de acción diferida para los llegados en la infancia, impulsado en 2012 por Barack Obama, ofrece protección a 800.000 jóvenes llegados ilegalmente a Estados Unidos siendo menores de edad.

Más información: 

Niega Trump acuerdo con demócratas en favor de "dreamers"

"DACA me cambió la vida"

La descripción de su auténtico perfil no tiene nada que ver con la ofrecida por Sessions. "Sabemos que aproximadamente un tercio de los jóvenes DACA cursan la secundaria superior o programas similares”, dice a Deutsche Welle Julia Gelatt, analista del Migration Policy Institute, con sede en Washington. "Otro tercio ya ha concluido este nivel educativo, pero aún no está en la universidad, y el resto cursa o ya ha concluido la educación superior. Muchos de ellos se encuentran en la mitad de su trayectoria académica”, continúa Gelatt. Es decir, se trata de perfiles de cualificación media o superior.

¿Y si vinieran a Alemania?

¿Sería factible que vinieran a Alemania, país con un creciente déficit de mano de obra cualificada? "Por las características estrictas de ese programa, sabemos que los "dreamers” son jóvenes que carecen de antecedentes penales y tienen una enorme motivación para educarse y trabajar siguiendo el marco legal y pagando sus impuestos. Visto así, son un grupo de personas que cualquier lugar tendría interés en acoger, sobre todo un país con las características demográficas y el perfil económico de Alemania”, explica a Deutsche Welle Luicy Pedroza, investigadora del Instituto de Estudios Goblales GIGA, con sede en Hamburgo.

USA | Tausende Menschen protestieren in LA gegen Trumps DACA-Pläne (Getty Images/David McNew)

Protesta en Los Ángeles contra el fin de DACA.

Sin embargo, la perspectiva de salir de Estados Unidos para emprender una nueva vida en otro lugar que "inteligentemente quiera acogerlos”, dice Pedroza, podría tener implicaciones muy serias para su vida personal. "Muchos de ellos tienen lazos profundos con Estados Unidos y se ven a sí mismos como estadounidenses, aunque no tengan este pasaporte. Muchos vinieron con sus padres, que siguen viviendo aquí. Dejar atrás su país y sus familias sería difícil para ellos”, explica Julia Gelatt. "Además, por las leyes migratorias de Estados Unidos, si una persona entró ilegalmente, se expone a una prohibición de entrada de diez años si se marcha del país. Marcharse a Alemania podría significar no poder volver a Estados Unidos en diez años. Es posible que algunos quieran buscar oportunidades en otros lugares, pero la perspectiva de alejarse tanto tiempo de sus familias supondría un enorme sacrificio para ellos”, dice Gelatt.

Estados Unidos o países de origen

Un muro con México y acabar con DACA, el plan impulsado por Obama que protege a los "soñadores”; son dos promesas de campaña que dieron muchos votos a Trump y el mandatario sigue empeñado en llevarlas a cabo. Actualmente, su administración negocia con los líderes demócratas del Congreso un plan para ofrecer protección a los "dreamers” a cambio de "obtener enormes controles fronterizos", dijo Trump este jueves, 14 de septiembre de 2017.

Ver el video 01:59
Now live
01:59 minutos

"Dreamers" en la lucha

"Los  países que tienen una obligación más inmediata de acogerlos son claramente dos”, dice Luicy Pedroza. "Por un lado, Estados Unidos, porque es el país donde han crecido y cuyo idioma hablan, para la mayoría de ellos el único lugar que conocen y recuerdan. La frágil situación de los "dreamers” deja en claro la injusticia de una política migratoria que no abre vías a la regularización de los migrantes, a pesar de poder comprobar años de residencia y plena integración al mercado laboral”, argumenta la investigadora del GIGA. Y por otro, los países de origen, que deberían jugar un papel decisivo para estos jóvenes. "Hay que reconocer que, lentamente, en México y en otros países de Centroamérica cada vez se observan más acciones por parte de los gobiernos para acoger a los "dreamers”. Sin embargo, en comparación con otras políticas destinadas a los emigrantes, estas respuestas han sido tardías y hasta ahora se siguen quedando cortas. Estos países tendrían que estar muy interesados en acoger estos jóvenes bien preparados y esforzarse más en inculcar en las poblaciones un espíritu de acogida y de apoyo”.

Maribel quiere quedarse

Maribel Serrano es de origen mexicano. Graduada en Periodismo, lleva más de diez años contando su trayectoria como "dreamer”. Ahora lo hace rodando un documental titulado "Mi vida Daca”. "El programa fue una victoria por la que trabajamos muchísimos años”, dice a Deutsche Welle. "Ahora que fue cancelado, cuento mi historia con más motivación. No es posible que se nos quite aquello por lo que hemos luchado tanto”.

Serrano no quiere oír hablar de volver a México: "Mi hogar está aquí, en Los Ángeles. Y estoy determinada a seguir haciendo oír mi voz”, dice. Si se viera obligada a marcharse, Canadá sería su destino. "Allí tendría posibilidad de viajar, algo que no he podido hacer en toda mi vida. Alemania está entre mis cinco destinos favoritos, me encantaría conocer el país”, asegura.

Autora: María Santacecilia (ERS)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad