Y los niños volverán a la escuela | Sociedad | DW | 16.01.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Y los niños volverán a la escuela

100 aulas para Afganistán, la acción humanitaria de Deutsche Welle, terminó con gran éxito. Personas de todo el mundo colaboraron con donativos para volver a escuchar reír a los niños en el patio del colegio.

¿Cómo sería si lo viésemos sonreir?

¿Cómo sería si lo viésemos sonreir?

La situación en Afganistán tras la guerra no es halagadora. Faltan infraestructuras, falta dinero y como siempre, entre las preferencias del gobierno no está precisamente facilitar a todos una educación, que será básica para la reconstrucción total del país.

Deutsche Welle inició el 13 de junio del año pasado una colecta a escala internacional en colaboración con la organización de ayuda humanitaria Cap Anamur, para recaudar fondos destinados a la construcción de escuelas en Afganistán. La acción finalizó con un gran éxito con el que nadie contaba y al que contribuyeron nuestros oyentes, espectadores y usuarios de Internet, con una recaudación de 380.000 euros. La cantidad recaudada posibilita a Cap Anamur construir 300 aulas en las regiones montañosas del Noreste de Afganistán.

Grandes iniciativas, grandes resultados

El director de Cap Anamur, Elias Bierdel, agradeció a todos los donantes su contribución para la reconstrucción del país. “Estamos muy ilusionados. Sobre todo por que la acción ha despertado interés en todo el mundo. Es, por así decirlo, la primera acción global que se planeó para recaudar fondos para Afganistán. Nunca hubiese podido soñar con tales resultados” manifestó Bierdel a Deutsche Welle.

Afghanistan Flüchtlinge

La educación: el camino hacia la reconstrucción del país.

Entre los participantes en la colecta se encontraba gente de los cinco continentes. Por ejemplo, la escuela secundaria Albert Schweizer de Hürth consiguió recaudar la cantidad de 18.000 euros para apoyar la acción. También otros casos como el de un colegio alemán de El Cairo (Egipto), que logró recaudar 1.000 euros con una gala benéfica, lo que significa mucho en el país de las pirámides.

El redactor jefe de la redacción de DW-TV, Christoph Lanz, agradeció personalmente la ayuda todos los que se solidarizaron con la infancia en Afganistán. “ Gracias a todos los que participaron. Con su contribución hemos conseguido que Cap Anamur pueda levantar colegios en Afganistán”. Aparte de los que donaron grandes sumas de dinero, Lanz agradeció también a los que colaboraron con pequeñas sumas: “Desde Ghana nos llegó un donativo en un sobre en el que había un billete de un dólar y una carta. El donante escribió que él también había recibido ayuda del extranjero cuando estaba pasando por malos momentos en su vida. Ahora que le va bien y quería colaborar para ayudar a los demás a superar las dificultades. De eso se trata exactamente, de poder promover que las personas se ayuden mutuamente. Si todos lo hacemos, el mundo sería otra cosa”.

300 clases para 32 escuelas

Las 300 aulas se repartirán en 32 escuelas, cuya construcción será dirigida por Cap Anamur. La organización llamó a las nuevas autoridades de Afganistán a respetar su parte de la responsabilidad, dejando claras cuales eran sus condiciones y consiguió que aceptasen la construcción de escuelas tanto para niños como para niñas. Asimismo, las escuelas contarán con un patio común, donde niños y niñas puedan jugar juntos. “Queremos que las autoridades sean responsables con nuestro proyecto. No pagamos a los profesores. Queremos que el gobierno de más

bettelnde Frau mit Kind in Afghanistan

Ahora muchacho, a la escuela.

valor a la educación que antes, que no sólo piense en adquirir helicópteros. Creemos que la mayor inversión para el futuro de Afganistán tiene que recaer sobre la salud y la educación” matizó Bierdel, director de la organización. De nuevo en nombre de Cap Anamur y de Deutsche Welle y, personalmente, de la redacción de DW-World en español damos las gracias a todos los que han participado para construirlas escuelas en Afganistán. Un paso muy importante para la reconstrucción