Xi Jinping no descarta el uso de la fuerza militar en Taiwán | El Mundo | DW | 02.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Xi Jinping no descarta el uso de la fuerza militar en Taiwán

"China debe ser y será reunificada", dice el presidente del país en Pekín, aunque matiza que el uso de la fuerza iría dirigido contra "la interferencia de fuerzas externas y el pequeño número de separatistas" de la isla.

China no renuncia al recurso al uso la fuerza militar para garantizar la reunificación con Taiwán, dijo el miércoles (02.01.2019) el presidente Xi Jinping, mientras que insistió en que la isla finalmente se integraría con el continente. El mandatario, sin embargo, matizó que los "chinos no combaten contra los chinos" y que el uso de la fuerza iría dirigido contra "la interferencia de fuerzas externas y el pequeño número de separatistas de Taiwán y sus actividades".

El mandatario instó a los pueblos de ambas partes del estrecho de Taiwán a alcanzar un consenso y no dejar el asunto a generaciones venideras. Y advirtió que ni nadie ni ningún partido se oponga a la tendencia reunificadora y que la independencia de la isla conduce a un callejón sin salida. "No prometemos renunciar al uso de la fuerza y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias", dijo Xi durante su discurso para conmemorar el cuadragésimo aniversario de la "Carta a los compatriotas de Taiwán", que inició un giro hacia la solución pacífica del conflicto bajo el principio de "un país, dos sistemas".

China aún ve a Taiwán como parte de su territorio (en su lenguaje, era considerada "la provincia rebelde"), a pesar de que las dos partes han sido gobernadas por separado desde el final de la guerra civil en el país de 1949. Taiwán se considera un estado soberano, con sus propios sistemas monetarios, políticos y judiciales, pero nunca ha declarado su independencia formal del continente. Durante 2018 la presión china sobre Taiwán se incrementó con el cerco a los intentos isleños por participar en organismos internacionales. De hecho, la diplomacia taiwanesa perdió tres aliados en 2018 en beneficio de Pekín, incluidos República Dominicana y el Salvador.

No obstante, Xi también aludió en numerosas ocasiones a la obtención de esta reunificación de manera pacífica, lo que en su opinión sería "en el mejor de los intereses de los compatriotas a ambos lados del Estrecho (de Taiwán) así como de la nación china". "China debe ser y será reunificada", apostilló el líder chino, para quien se trata de "una conclusión histórica sacada durante los 70 años de relaciones a través del Estrecho, y una obligación para el gran rejuvenecimiento de la nación china en la nueva era".

lgc (afp/efe/ap/reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad