Xenofobia juvenil en Alemania | Alemania | DW | 18.03.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Xenofobia juvenil en Alemania

Según un estudio alemán, uno de cada siete jóvenes es xenófobo. Y hay más jóvenes comprometidos con la extrema derecha que en partidos políticos. Se requiere una labor conjunta de la sociedad para enfrentar el problema.

default

Manifestantes neonazis en Jena, Alemania.

El gobierno alemán dio a conocer los resultados de un estudio del Instituto de Investigación Criminológica de Baja Sajonia (KFN) sobre violencia juvenil en Alemania. Fue realizado entre 2007 y 2008 con el aporte de 45.000 alumnos de una edad promedio de 15 años en 61 distritos alemanes.

Si bien los resultados indican que la violencia entre jóvenes ha disminuido levemente, también confirma que las tendencias de extrema derecha aumentan de forma preocupante: uno de cada siete jóvenes es xenófobo.

La investigación es la mayor sobre violencia juvenil en Europa y fue encomendada por el gobierno alemán. Según la Agencia de Prensa Católica (KNA), El Ministro del Interior Wolfgang Schäuble se mostró “espantado” por el hecho de que un 4,9 por ciento de los encuestados, jóvenes de sexo masculino, y un 2,6 de mujeres, pertenezcan a un grupo de extrema derecha. Un 14,4 por ciento se definió como xenófobo. Asismismo, un 5,2 por ciento se declaró de extrema derecha y un 4,3 por ciento decididamente antisemita.

Violencia e internet nutren tendencias extremas

Christian Pfeiffer, Director del KFN piensa que hay más jóvenes

Symbolbild Jugendgewalt

Los jóvenes necesitan ayuda y atención.

comprometidos en grupos de extrema derecha que en partidos políticos. Pero esto no es todo. Además, 160 grupos musicales se cuentan entre los de extrema derecha. Pfeiffer también mencionó como problemático dentro del contexto de la violencia juvenil a ciertos grupos de jóvenes inmigrantes entre los cuales prima una cultura machista. Factores de violencia serían “las palizas en la familia y los amigos con tendencias violentas”, dijo el criminólogo.

La xenofobia se cultiva en los patios de las escuelas y en la calle, pero el Internet es el lugar más apropiado para que los neonazis lleguen directamente a los jóvenes. Con música, videoclips y portales donde cada quien puede participar desde el anonimato, estos grupos influyen cada vez más a los jóvenes sin tocar la puerta ni pedir permiso para pasar. A un click de distancia, los neonazis entran en escena en el cuarto de los niños.

“Hoy en día todos pueden armar su página web y ofrecer

Werbeoffensive im Web 2.0 facebook Deutschland Internet Werbung Datenschutz

Internet también es escenario de extrema derecha.

contenidos que luego son difíciles de probar”, dice Martin Schneider, de 18 años y miembro de la iniciativa “Alumnos contra la derecha” de la ciudad de Colonia. Los jóvenes introvertidos son la presa perfecta, según Schneider. A través de Facebook, Youtube y las plataformas alemanas de escolares SchuelerVZ y StudiVZ se dan todo tipo de contactos, y, empaquetados en forma de material multimedial con una óptica atractiva, se atrapa la atención de los alumnos.

Anne Broden, Directora del Centro de Documentación e Información sobre Antiracismo (IDA-NRW) piensa que no sólo la escena neonazi sino también los partidos y las cofradías tienen afluencia juvenil. Allí se hacen nuevas amistades, y, además, el hecho de ir a un concierto de rock ilegal es un desafío.

Los adolescentes buscan siempre nuevas experiencias y poder mantener a los adultos al margen, algo totalmente normal en esa época de la vida. Pero eso no explica el por qué del acercamiento a la extrema derecha. Al respecto, Anne Broden piensa que la imagen de los neonazis ha cambiado en los últimos años. Ya no se los ve con camperas negras de cuero ni con borceguíes. Hoy llevan tanto camisetas con la cara del Che Guevara como pañuelos de Palestina. Con el Che Guevara los jóvenes asocian al revolucionario capaz de morir por sus ideales en la lucha armada, sin tener en cuenta la orientación política que lo caracterizó. Y los pañuelos de Palestina son un símbolo indirecto de antisemitismo, cree Anne Broden. Tanto padres como maestros buscan asesoramiento en el IDA, y la demanda superó por mucho las capacidades del Centro.

Jóvenes necesitan ayuda de la sociedad

El problema no es sólo el ingreso en círculos de extrema derecha,

Gewalt an Schulen, Symbolbild

La violencia en la escuela debe poder contenerse.

sino además la posibilidad de salir de ellos. Muchos son amenazados, otros desarrollan una dependencia emocional o económica. “Queremos cooperar para desarmar estos escenarios amenazantes, apoyar a las víctimas, también económicamente, para que salgan del círculo”, dice Winrich Granitzka, Jefe de Policía de Colonia, y pide que se cree un programa de ayuda para bajarse de grupos neonazis.

El Jefe de Policía Granitzka agrega que “la responsabilidad también la tienen el estado y la sociedad al desentenderse del trabajo activo con los jóvenes”. Y la vocero del Partido alemán La Izquierda, Diana Golze, pidió que “la ayuda para los jóvenes y la escuela como lugar de aprendizaje para la vida trabajen mancomunados otra vez”.

Del estudio se desprende que lo que necesitan los jóvenes ante todo es una perspectiva válida. El clima competitivo y el matoneo en las escuelas, la falta de valores en la sociedad, la desatención en la familia y el miedo a fracasar y descender en la escala social, y también la falta de educación son el alimento que necesitan los grupos extremos, sean de derecha o izquierda, para reclutar miembros. Más que nada es necesaria una red de apoyo y contención familiar y escolar, y, por qué no, de atención a las actividades juveniles en Internet, donde los anzuelos anónimos de quienes propagan la violencia encuentran siempre buena pesca.

Autoras: Ulrike Hummel/ Cristina Papaleo
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad