X-Woman: sensación antropológica investigada en Leipzig | Ciencia y Ecología | DW | 25.03.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

X-Woman: sensación antropológica investigada en Leipzig

El análisis del ADN de un fragmento de hueso hallado en la Siberia, en el Macizo de Altai, reveló que éste debe provenir de una forma hasta ahora desconocida de hombre primitivo.

Prototipo de una especie de hombre primitivo en museo de Halle, Sajonia Anhalt.

Prototipo de una especie de hombre primitivo en museo de Halle, Sajonia Anhalt.

Los científicos de un instituto científico ubicado en Leipzig, perteneciente a la prestigiosa Sociedad Max-Planck para el Avance de la Ciencia, han realizado un descubrimiento que al parecer es asombroso para el estudio de la antropología evolutiva. El fragmento de hueso mide apenas unos pocos centímetros y es cualquier cosa menos “espectacular”. Su relevancia para la ciencia, sin embargo, es incríble, aclaró el antropólogo Johannes Krause a Deustche Welle:

“Hallamos por casualidad este hueso cuando buscábamos nuevos huesos de Neandertales. Él posee un ADN que no procede ni de un Neandertal ni del Hombre moderno. El hueso representa una nueva forma de hombre primitivo que nos era desconocida hasta ahora, cuya genética no habíamos observado antes y que, por el momento, no podemos ordenar en uno de los tipos de hombres primitivos existentes”, aseguró el científico de Leipzig.

La "X-Woman"

El hallazgo es el sueño de cualquier antropólogo. “Esta es probablemente una oportunidad que uno recibe una sola vez en la vida y, por supuesto, es muy emocionante para nosotros. Pero todavía no podemos hablar de una nueva especie, sino apenas de una nueva forma de hombre primitivo. Ello se debe a que hasta ahora sólo hemos analizado una ínfima parte de todo el ADN”, explicó Krause.

Los investigadores no han podido establecer aún si se trata de una mujer o un hombre, pero ya le han puesto provisionalmente un nombre femenino, hablan de “X-Woman”, la mujer desconocida. El fragmento de hueso procede de su dedo índice. “Ella” vivió en Asia Central hace unos 30.000 a 48.000 años. Los científicos hallaron el hueso en una cueva del Macizo de Altai al sur de la Siberia.

Flash-Galerie Neandertalerin im Sommerkleid

Reproducción de una mujer Neandertal en un museo de Düsseldorf, Renania del Norte Westfalia.

Intercambio de genes

El análisis del conjunto del material disponible sobre “X-Woman” debe proveer todavía mayor volumen de información. “Hasta el momento sólo podemos decir que este ADN se separó del ADN del Hombre (moderno) hace aproximadamente un millón de años. Podemos decir además que el Hombre está más próximo al Neandertal que a esta nueva forma de hombre primitivo”, dijo a DW el antropólogo del equipo de Max-Planck.

Basados en su investigación y descubrimientos anteriores, los científicos suponen que los antecesores del Hombre, los Neandertales y estos nuevos hombres primitivos llegaron a coincidir en tiempo y espacio. Ahora buscan pruebas genéticas de que en algún momento ocurrió un intercambio de genes entre las diversas poblaciones. Además, a corto plazo, esperan obtener indicios sobre la apariencia que este nuevo hombre primitivo habría tenido, de acuerdo con su ADN.

Autor: Andreas Ziemons / Rosa Muñoz Lima

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda