Wolfgang Schäuble será próximo jefe del Eurogrupo | Europa | DW | 17.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Wolfgang Schäuble será próximo jefe del Eurogrupo

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, quien acaba de recibir el Premio Carlomagno en la ciudad de Aquisgrán por sus aportes a la cohesión de la UE, será el nuevo jefe del Eurogrupo a partir del mes de julio.

Wolfgang Schäuble

Wolfgang Schäuble

Desde 2009, Wolfgang Schäuble es el ministro más importante en el Gabinete de la canciller alemana, Angela Merkel. Su actuación en la cartera de Finanzas del país europeo más robusto económicamente lo ha convertido en la personalidad de más peso en la política germana, después de la jefa de Gobierno, y en uno de los actores más ubicuos a escala continental. Desde Berlín ha hecho todo lo que está a su alcance para mantener unido al bloque comunitario y poner coto a la crisis de su moneda única.

Wolfgang Schäuble Karlspreis

Wolfgang Schäuble durante la ceremonia en la que recibió el Premio Carlomagno.

De ahí que a pocos extrañe su reciente nombramiento como sucesor de Jean-Claude Juncker en la jefatura del Eurogrupo y el Premio Carlomagno con el que acaba de ser honrado. El Eurogrupo es el gremio de carácter informal que reúne a los ministros de Economía y Finanzas de los Estados que tienen el euro por moneda, al presidente del Banco Europeo y al Comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios. El Premio Carlomagno es otorgado a quienes se destaquen por sus aportes a la cohesión de la Unión Europea (UE).

En el discurso de agradecimiento que ofreció este jueves (17.5.2012), tras recibir el galardón en la ciudad de Aquisgrán, Schäuble instó a convertir la UE en una unión política y se pronunció a favor de crear la figura de un presidente europeo elegido directamente. “La unión política de Europa debe tener un rostro y ese rostro debe representar un poder legítimo”, dijo el abogado nacido en Friburgo de Brisgovia, Baden-Wurttemberg, en 1942. Schäuble también está a favor de nombrar vicepresidentes europeos con vastos ámbitos de responsabilidad.

El “hombre fuerte de Berlín”

Sus palabras no caen en oídos sordos. Después de todo, el ministro alemán de Finanzas ha jugado un rol protagónico en los intentos de estabilización de la unión monetaria europea. En Berlín y en Bruselas lo consideran una eminencia gris, valiosa para enfrentar los problemas generados por los déficits fiscales de varios países comunitarios. Muchas de las medidas tomadas hasta ahora llevan su rúbrica. Schäuble jugó un papel central durante la creación de los rescates económicos y del pacto fiscal firmado por 25 naciones.

Ahora se espera que el “hombre fuerte de Berlín” aplique su know-how a otro nivel: a principios de julio estará al frente del Eurogrupo. Poco parece importarle a sus homólogos que Schäuble no sea el más joven en la sala de conferencias –el alemán cumplirá 70 años el 18 de septiembre– ni el más sano. Si este “zorro viejo”, como lo llaman algunos, soportó los embates de cuarenta años de carrera política en Alemania sin perder su aplomo, no será el nuevo cargo en el Eurogrupo lo que haga temblar su pulso.

En 1961, al terminar sus estudios de secundaria, Wolfgang Schäuble se inscribió en la Unión Joven, la organización juvenil de los partidos conservadores Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) y Unión Social Cristiana de Baviera (CSU). En 1972 optó por primera vez a un cargo como diputado en el Bundestag y lo obtuvo sin problemas; desde entonces no se ha ausentado del Parlamento. En 1981 comenzó su longeva colaboración con el canciller Helmut Kohl; fue como ministro de la Cancillería que se dio a conocer realmente en su país.

El lado oscuro de Schäuble

Ver el video 01:25
Now live
01:25 minutos

Premio Carlomagno para Wolfgang Schäuble.

El 12 de octubre de 1990, pocos días después de la reunificación alemana, un psicópata le disparó, provocándole heridas de gravedad que terminaron confinándolo a una silla de ruedas de por vida. No obstante, haciendo gala de una disciplina de hierro, Schäuble reasumió sus responsabilidades sólo seis semanas después del incidente. Pero no todo brilla en la hoja de vida del político de Friburgo: en enero de 2000, Schäuble admitió haber recibido una donación de 100.000 marcos alemanes en 1994 de manos de un cabildero que hizo lobby para la industria armamentista.

El caso reveló que Schäuble no había dicho toda la verdad al respecto en el Bundestag; un error por el que pidió disculpas públicamente y que, según sus propia palabras, él no se ha perdonado. El episodio de la donación lo obligó a dimitir como jefe de la fracción parlamentaria de la CDU/CSU y convirtió su amistad con Helmut Kohl en una amarga enemistad. Fue Angela Merkel quien revivió su carrera política al nombrarlo ministro de Interiores, en 2005, y luego ministro de Finanzas, en 2009.

Autores: Iveta Ondruskova / Evan Romero-Castillo

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

ADVERTISEMENT